Entrevistas

Constanza Santa María relató lo que fue el funeral de la Reina Isabel II

La periodista viajó a Londres a cubrir el funeral de la Reina Isabel, una multitudinaria velada que fue seguida por el mundo entero.

Reina Isabel
Getty Images

Tras más de 10 días de luto en el Reino Unido finalmente se realizó el funeral de la Reina Isabel II. La despedida de la monarca contó con una transmisión televisiva que fue seguida por todo el mundo y de una multitudinaria asistencia ciudadana.

Pese a que ya se realizaron los honores aún quedan muchas dudas sobre el futuro de la Familia Real en Inglaterra. Estas van desde el rol que tendrá el nuevo rey Carlos III hasta el legado que deja la propia Isabel.

Para contestar parte de estas incógnitas en Mañana Será Otro Día nos conectamos junto a Constanza Santa María. La periodista de Radio Concierto estuvo en Londres para la ceremonia y relató parte de lo que se vivió en las calles.

"Fueron 11 días entre el luto y el funeral de la Reina Isabel II. Da la impresión que hoy los ingleses después de darse todo este tiempo donde todo funcionó a medias, todo vuelve a la normalidad", señaló la comunicadora.

"Las vitrinas ya no están de negro, las banderas ya no están a media asta, se acabó el luto. Se dio vuelta la página, aunque se demoraron y se dieron un buen tiempo para poder hacer este proceso de luto", contó Santa María.

"Yo diría que las ceremonias estuvieron cercanas a la perfección. Es realmente impactante cómo todo lo que se hizo. Llevaban décadas preparando el funeral, pero igual es muy impresionante la solemnidad. La perfección", agregó.

Funeral de la Reina Isabel

Junto con esto, la corresponsal se refirió a algunos de los aspectos más impresionantes de la ceremonia. Según reveló, la convocatoria y comportamiento de la ciudadanía fue uno de los puntos fuertes de la velada.

"Fueron 2000 invitados, de los cuales 500 eran dignatarios internacionales. Lo más impresionante estaba afuera de la abadía, con multitudes de gente que se congregó en las calles de Londres para darle el último adiós a la reina", señaló Constanza Santa María.

"Es gente que alojó el día antes, durmió en la calle, algunos pusieron carpas. La gente estuvo la noche anterior para poder tener la primera fila, la mejor visión de cuando pasara el féretro de la reina", recordó Santa María.

"La parte más emocionante de la ceremonia fueron los dos minutos de silencio. A uno se le paran los pelos, no volaba una mosca. A nadie se le ocurrió decir algo. Ni un niño llorando, algo muy sobrecogedor", relató la periodista.

Compartir