Noticias

Ana de Armas visitó la tumba de Marilyn y le pidió permiso para interpretarla

La actriz cubana dijo que la presencia de Marilyn se sintió en el set, y que ella aprobaba la película sobre su vida.

Blonde Fantasma
Netflix

Ana de Armas sintió la presencia de Marilyn Monroe mientras rodaba "Blonde".

La actriz, que interpreta al ícono de Gentlemen Prefer Blondes en el film de Andrew Dominik para Netflix, reveló que visitó la tumba de Monroe para pedir "permiso" para interpretarla en pantalla.

"Conseguimos esta gran tarjeta, y todos los miembros del equipo escribieron un mensaje para ella", dijo de Armas en un reciente artículo de portada de la revista AnOther. "Luego fuimos al cementerio y la pusimos en su tumba. En cierto modo, estábamos pidiendo permiso. Todo el mundo sentía una enorme responsabilidad, y éramos muy conscientes de la parte de la historia que íbamos a contar: la historia de Norma Jeane, la persona que hay detrás de este personaje, Marilyn Monroe. ¿Quién era ella realmente?".

Blonde se estrena en Netflix el 28 de septiembre. La película se estrenó en el Festival de Venecia de 2022 y recoge la infancia de Monroe a través de su ascenso a la fama y su muerte en 1962 tras una sobredosis de drogas. Blonde está basada en la novela homónima de Joyce Carol Oates.

De Armas ha explicado anteriormente que no era su intención "imitar" a Monroe en la pantalla, y que en su lugar aportó su propia encarnación a los "sentimientos, su viaje, sus inseguridades y su voz" de la estrella. La película ha sido criticada por su representación de los numerosos abortos que se rumorea que sufrió Monroe y por sus violentas secuencias de violación.

"No me malinterpreten, me divertí mucho", dijo de Armas sobre el papel de Monroe. "No estuve de ninguna manera en el personaje durante nueve semanas, ni entre tomas, ni en mi descanso para comer. Yo era Ana. ¿Pero emocionalmente? El peso de eso se quedó conmigo, sin duda".

El fantasma de Marilyn

La actriz aseguró previamente que la presencia de Monroe la acompañaba en el plató y que tenía la sensación de que Monroe "aprobaba" la película.

"Me iba a dormir y soñaba que tenía largas conversaciones con ella, o pequeñas cosas - como una vez que estábamos eligiendo en qué color de jarrón pondríamos las flores", dijo de Armas. "No quiero que parezca que estoy diciendo: 'Marilyn y yo estábamos conectados', en absoluto. Pero pensaba tanto en ella que algunos días iba a casa a cenar y mientras lavaba los platos me ponía a sollozar, a llorar y a llorar, porque tenía una sensación terrible. Sabía que no podía arreglarlo."

Durante la conferencia de prensa del Festival de Cine de Venecia a principios de este año, de Armas dijo que Monroe era "todo lo que pensaba, ella era todo lo que soñaba, ella era todo lo que podía hablar. Ella estaba conmigo, y era hermoso. Creo que era feliz".

El guionista y director Dominik estuvo de acuerdo y añadió: "Estábamos persiguiendo su fantasma. Su polvo está por todas partes en Los Ángeles".

Compartir