Entrevistas

Rodrigo Montero: "Para 2023 queremos bajar de un 12,8% de inflación a un 3%"

El experto aseguró que pese al dato de diciembre, todavía es muy temprano para hablar de una reducción de la inflación.

Banco Central IPC
Agencia Uno

Esta mañana el Banco Central entregó los resultados del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre, que anotó un alza de 0,3%. Con este último dato se cierra el IPC del año en un 12,8%, la cifra más alta en 30 años.

Adcionalemente, el presidente Boric anunció una batería de ayudas económicas para las familias más vulnerables del país en este complejo escenario económico.

En Mañana será otro día conversamos con Rodrigo Montero, decano de la facultad de administración y negocios de la Universidad Autónoma, acerca del actual estado económico del país.

La sorpresa del IPC

Después del balde de agua fría que fue el IPC de noviembre, que subió un punto, diciembre llega con un una cifra algo más esperanzadora. Pero según Montero, aún no podemos hablar de un proceso de normalización de los precios en nuestro país.

"Me da la impresión que vamos transitando en una pendiente negativa, pero un poco errática, como serrucho. Pero de manera subyacente uno puede ver cierta tendencia a la baja. Por el momento solo nos queda un moderado optimismo y esperemos que así sea".

Bajo esa misma línea, todavía es muy temprano para que el Banco Central ajuste la tasa de interés, que hoy se mantiene en un 11,25%.

"El Banco Central debe tener la convicción absoluta de que la inflación está en una trayectoria decreciente para bajar la tasa de interés. Yo creo que el dato de diciembre les da antecedentes en esa dirección, pero un dato puntual no es suficiente", explica el académico.

En cuanto al panorama para 2023, desde el Banco Central esperan que del actual 12,8% se pueda bajar a un 3%. De acuerdo al decano, esta caída sí es posible por varios factores que apuntan en esa dirección.

"Vamos a tener una economía tremendamente deprimida, un gasto agregado muy desacelerado y una economía cayendo por varios trimestres consecutivos. Entonces, eso le va a quitar presión a los precios en nuestro país. Pero es un salto cuántico. En el pasado nunca hemos visto una caída de esa magnitud. Pero tenemos elementos para pensar que puede darse".

Las nuevas ayudas económicas

Dentro de la batería de medidas que anunció el presidente Boric para el quintil más pobre de nuestro país se informó que aumentarán las transferencias directas a las familias con el bolsillo familiar electrónico.

El decano Montero cree que esta política está bien diseñada, pero que es una medida que solamente da resultados al corto plazo.

"Uno puede intuir que muy probablemente este paquete va a tener que tener una versión 2.0 más adelante, cuando la situación económica empeore. Porque hoy día si ves los elementos de contexto de nuestra economía, la situación no es particularmente crítica en tanto a la actividad económica. Si bien vemos una actividad que se está desacelerando, las cifras del mercado laboral tienen un deterioro marginal y no es una situación de preocupación".

"Yo creo que hay una tarea pendiente en cuánto a lo que estamos haciendo nosotros como país para poder apuntalar de manera más significativa y permanente los ingresos de la familias en nuestro país. ¿Qué políticas estamos nosotros impulsando para mejorar el capital humano, la capacitación de nuestra fuerza de trabajo o para apuntalar las inversiones y el crecimiento de nuestra economía? No podemos estar dependiendo siempre de un paquete de medidas transitorias de transferencias monetarias directas que no crean capacidades en la familia. Así no estamos resolviendo un problema de largo plazo que hoy día nos aqueja a todos nosotros y que es la evidente falta de crecimiento económico", finaliza.

 

Compartir