Entrevistas

Francisco Bravo: "Necesitamos un Fiscal Nacional ahora o esta cuestión se nos va a ir de las manos"

El presidente de la Asociación Nacional de Fiscales señaló que al no tener un Fiscal Nacional hemos perdido tiempo para abordar la crisis de seguridad.

Francisco Bravo
Agencia Uno

Durante la jornada de ayer, el Presidente Boric finalmente anunció que Ángel Valencia será el tercer nominado a Fiscal Nacional, tras casi 100 días sin alguien a la cabeza de la institución. Esto se da en un momento en que las relaciones del Ejecutivo con el Poder Judicial no son las mejores, por los polémicos dichos del Presidente por el caso Mateluna.

De hecho, la Asociación de Fiscales se sumó a la molestia de la Corte Suprema, ya que insinuar que hubo irregularidades es no respetar la separación de los poderes del Estado.

En Mañana será otro día, Francisco Bravo, presidente de la Asociación Nacional de Fiscales, se refirió al nuevo candidato y a la controversia por los indultos.

La nominación de Ángel Valencia

Uno de los nombres que más consenso genera en el Senado desde el inicio del proceso ha sido el de Valencia, quién además ha sido abogado la Asociación de Fiscales en materias penales. Pese a que no quiere opinar del proceso para no incidir en él, Bravo cree que Ángel Valencia "es un hombre de gran trayectoria y tiene una relación bastante estrecha con la Asociación".

El fiscal Bravo espera que esta nominación sí sea aprobada. "El Ministerio Público es una institución jerarquizada. Y quién define la política de persecución penal es el Fiscal Nacional. Juan Agustín Meléndez ha dirigido la institución estos días sin mayores inconvenientes, pero necesitamos una nueva autoridad que determine cuáles van a ser los lineamientos fundamentales de su gestión a largo plazo".

Estar tanto tiempo sin una máxima autoridad encabezando la institución significa que "hemos perdido tiempo para poder ponernos a trabajar en los lineamientos fundamentales de cuál va a ser la política de persecución penal por los próximos 8 años".

"Aquí hay una situación que es gravísima. Y si el Estado en definitiva no toma decisiones, esta cuestión se nos va a ir de las manos. Tenemos un déficit de 300 fiscales y situaciones gravísimas que hay que enfrentar con la urgencia que se requiere".

Los dichos del Presidente

Bravo cree que los dichos del mandatario sobre el caso Mateluna fueron muy desafortunados, independiente de si tiene la facultad de indultarlo o no.

"Nadie puede discutir las atribuciones que él tiene en materia de conceder un indulto. Lo que nos complica y lo que le complicó a la misma Corte Suprema es que él hable de irregularidades. Porque eso genera una sensación de que allí hubo situaciones que están al margen de la ley. Y eso no es así".

"Decir que hubo irregularidad es una situación muy compleja. Y eso es lo que motivó la decisión nuestra de Asociación de Fiscales de expresar nuestra preocupación respecto de esas palabras".

El fiscal enfatiza en que el Presidente cometió un error, pero que con contribuye en nada seguir dándole vueltas al asunto. "Yo creo que el presidente efectivamente se equivocó. Pero después dijo mire sí, la Corte Suprema tiene razón. Ya no hay nada más que discutir".

 

Compartir