Noticias

"Perro del infierno": La razón por la que se le llama así a la nueva variante del Covid-19

Si bien en Chile y gran parte del mundo se han flexibilizado las medidas en torno al Covid-19, las autoridades sanitarias reiteran que la pandemia aún no termina.

Covid-19 2
Getty Images

Desde 2019, año cuando el virus SARS-CoV-2 se detectó por primera vez, el Covid-19 ha evolucionado constantemente. Aunque el confinamiento y las medidas más restrictivas hayan quedado atrás en gran cantidad de países, como Chile, la pandemia aún no puede darse por finalizada.

Sí, es cierto que la incidencia acumulada de casos y las hospitalizaciones, así como las muertes por esta enfermedad, se han reducido de forma considerable, pero eso no significa que la población esté exenta de riesgo.

Así lo ha demostrado la detección de las diferentes variantes del covid-19 que se han ido identificando desde su irrupción.

Alpha (B.1.1.7 y Q), Beta (B.1.35 y descendientes), Gamma (P.1 y descendientes), Delta (B.1.617.2 y AY), Epsilon (B.1.43 y B.1.43), Eta (B.1.52), Iota (B.1.53), Kappa (B.1.617.1), Mu (B.1.621, B.1.621.1), Zeta (P.2) u Ómicron (B.1.1.529, BA.1, BA.1.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5) son algunos de los nombres propios de estas variaciones del virus reconocidas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que van produciendo modificaciones en el código genético. Pero ahora hay que sumarle también la aparición de la variante BQ.1.1, conocida como "perro del infierno".

Covid-19

¿Qué es BQ.1., la nueva variante del Covid-19?

Al tratarse de una nueva variante del coronavirus, por el momento poco se sabe acerca de los riesgos reales de BQ.1.1. Salvo que algunos expertos vaticinan que pueda ser muy contagiosa. Así lo advirtió el virólogo del Departamento Imperial de Enfermedades Infecciosas del Imperial College de LondresTom Peacock, a través de su cuenta de Twitter.

Por qué el nombre "perro del infierno"

Debido a la falta de información que existe actualmente sobre esta variante, el BQ.1.1 ha pasado a denominarse en las redes sociales y entre los usuarios. Es decir, en términos populares, como "perro del infierno" o "Cerbero"; ¿por qué? La razón es bastante simple.

Al no tratarse de un nombre oficial, se ha teorizado mucho sobre el origen de este apodo; pero algunos profesionales, como Miguel Marcos, médico internista que ejerce en el Hospital Universitario de Salamanca, España, han desmentido que el motivo se deba a que es una variante "infernalmente peligrosa", recoge AS.

De hecho, un artículo recogido por Intelligencer afirma que la OMS bautizó con nombres alfanuméricos a las variantes citadas anteriormente. Y reconoce que algunos científicos acuñaron el término "perro del infierno" o "Cerbero" para referirse a la nueva variante del Covid-19. Pero "no se utiliza por las autoridades de salud pública"» y puede que solo estén "generando confusión".

Compartir