Entrevistas

Reina Isabel II: ¿Qué se viene para la Monarquía tras su muerte?

José Manuel Cerda, académico de la U. Andes, explicó parte de los desafíos que tendrá el Rey Carlos III tras su llegada al trono.

Reina Isabel
Getty Images

El día de ayer se vivió el fallecimiento de la Reina Isabel II. La monarca británica falleció en paz a los 96 años, dejando tras de ella un imborrable legado y una vida dedicada a los deberes de la Corona.

Su muerte también significa un importante cambio de época en el Reino Unido. Se sabe que su sucesor será su hijo mayor, el Rey Carlos III, pero aún existen muchas incógnitas sobre lo que se viene.

En la última edición de Mañana Será Otro Día hablamos junto a José Manuel Cerda, académico del Instituto de Historia de la Universidad de los Andes, sobre el futuro de la monarquía.

"Yo creo que la gran misión que tiene Carlos III es que proyecte el legado isabelino. El reinado de él va a ser corto, se van a producir cambios importantes. Gradualmente se hará una transición que va desde Australia, Reino Unido y Canadá", contó el experto.

"Carlos también querrá marcar su impronta. Va a querer pasar a la historia como Carlos III, no solo cómo el hijo de Isabel II. No nos deberíamos sorprender que en los próximos años también empiece a marcar su propio reinado", indicó Cerda.

"Yo creo que la Monarquía tiene instrucciones muy claras de los reyes que les ha ido bien y mal. Lo que haría Carlos, si yo pudiera aconsejarlo, es seguir esa receta. Seguir la receta de su madre, de su abuelo", agregó.

Los últimos días de la Reina Isabel II

Por otro lado, el doctor en historia medieval se refirió a los últimos días de la Reina Isabel. Según contó, a la monarca se le había visto decaída en actos públicos desde ya hace un tiempo.

"Por lejos lo que más le afectó fue la muerte del Príncipe Felipe. Es tremendo, hay un antes y un después. Yo creo que antes veíamos una Reina Isabel bien parada aún enérgica. Pero si ustedes recuerdan cómo de acongojada por quien fue su compañero de vida durante 75 años", señaló José Manuel Cerda.

"El Príncipe Felipe a través de un proceso de abnegación total la apoyó para que ella pudiera ser reina. El sostén, el pilar tras bambalinas de la Reina Isabel II, no fueron sus hijos, fue el Príncipe. Su muerte mostró una Reina que generó un antes y un después", finalizó el académico.

Compartir