Noticias

El príncipe William dice que la procesión del ataúd de la reina le recordó el funeral de su madre

El príncipe se vio bastante afectado y reconoció que no pudo evitar recordar la muerte de la Princesa Diana, su madre.

Princesa Diana
Getty Images

El príncipe William dice que los hechos recienten le están trayendo recuerdos del pasado.

El nuevo Príncipe de Gales, de 40 años, se conectó con la multitud durante una caminata en Sandringham el jueves, donde él y Kate Middleton recorrieron los tributos que quedaron en honor de la Reina Isabel tras la muerte del monarca la semana pasada.

Recuerdos amargos

Los miembros de la realeza pasaron unos 45 minutos hablando con personas reunidas frente a las puertas de Norwich de Sandringham House. Allí, William reveló que la procesión ceremonial del ataúd de la reina Isabel por las calles de Londres le recordó el mismo ritual que siguió a la muerte de su madre, la princesa Diana, en 1997.

De esa forma, el príncipe William habló de lo "difícil" que había sido la procesión del miércoles.

"Dijo lo difícil que fue ayer y cómo le recordó el funeral de su madre", dijo Jane Wells, informó The Telegraph. "Catherine dijo que ha sido un momento muy difícil para todos ellos, para toda la familia".

El miércoles, el futuro rey caminó con su hermano, el príncipe Harry, y miembros de la familia real detrás del ataúd de la reina. Su cuerpo fue trasladado desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall, donde permanecerá en estado hasta su funeral el lunes. El camino fue similar al que tomaron los hermanos hace 25 años para el funeral de Diana el 6 de septiembre de 1997.

Una de las cosas más difíciles

En ese día sombrío, William y Harry, que entonces tenían 15 y 12 años, respectivamente, siguieron una ruta que comenzaba en el Palacio de Kensington, la casa de la princesa Diana en Londres. El recorrido terminó en la Abadía de Westminster.

"Fue una de las cosas más difíciles que he hecho, esa caminata", admitió William en el documental Diana, 7 Days de la BBC de 2017. "Parecía que casi caminaba a nuestro lado para ayudarnos a superarlo".

El ataúd de Diana fue envuelto en el Estandarte Real y coronado con flores blancas, al igual que el de la Reina el miércoles.

Hijo de su madre

Bex Neeve, de 44 años, del condado de Norfolk, esperó más de dos horas para ver al Príncipe y la Princesa de Gales y le contó a People las palabras que compartió con ellos.

"William dijo que cree que el lunes será difícil", contó Neeve. "Kate dijo que ha sido abrumador, y ella y William están muy agradecidos de que todos estén aquí. Ella estaba emocionada. Parecía que estaban aquí para absorber todo el amor".

Su madre, Sharon Clouting, de 64 años, agrega: "Se nota que William es el hijo de su madre. Hablaba con mucha facilidad y sinceridad".

Compartir