Noticias

Win Butler de Arcade Fire responde a las acusaciones de conducta sexual inapropiada

El artista dio una extensa declaración a Pitchfork pidiendo disculpas y aclarando que todo fue consensuado.

Win Butler Responde
Getty Images

El líder de Arcade Fire, Win Butler, fue acusado de conducta sexual inapropiada por varias personas, en un extenso reportaje de Pitchfork. Las interacciones sexuales con Butler "se sintieron que eran inapropiadas dadas las diferencias de edad, dinámica de poder y contexto en el que ocurrieron”. Tres mujeres dijeron que estuvieron con Butler cuando tenían entre 18 y 23 años y cuando él tenía "entre 36 y 39". Una cuarta persona, que es de género fluido, dice que Butler “lo agredió sexualmente dos veces” en 2015 cuando tenía 34 años.

Pitchfork señala que "vio capturas de pantalla de mensajes de texto e Instagram" relacionados con las acusaciones y que "entrevistó a amigos y familiares que dijeron que recordaban haber sido informados sobre los presuntos incidentes". La historia presenta relatos de los cuatro acusadores, ninguno de los cuales aparentemente se conocía antes de nada de esto. Todas sus historias involucran que eran fanáticos de Arcade Fire que conocieron y se hicieron amigos de Butler de alguna manera antes de que su relación con él se volviera sexual, lo cual él no niega.

¿Qué dijo Butler?

Después de eso las historias divergen. Butler dice que todas las interacciones estuvieron completamente consensuadas. Incluso señala que terminó una relación con una de las mujeres después de que ella le dijo que acostarse con él había sido “mentalmente difícil para ella”. Después de esto “se comprometió a nunca volver a acostarse con alguien sobre la que fundamentalmente sabía tan poco". También dice que "se sintió un poco raro" después de darse cuenta de que ella tenía un tatuaje de Arcade Fire.

Butler reconoce en su extensa declaración a Pitchfork que tuvo “relaciones consentidas” con personas fuera de su matrimonio con Régine Chassagne (quien también está en Arcade Fire con él), pero insiste en su declaración que, “cada una de estas interacciones ha sido mutuo y siempre entre adultos consentidos.” Agrega que es “profundamente revisionista, y francamente equivocado, que alguien sugiera lo contrario”. También se disculpa en su declaración, diciendo: “Lo siento mucho por cualquiera a quien haya lastimado con mi comportamiento. Nunca quiero ser parte de causar el dolor de otra persona”.

Pitchfork dice que al menos uno de los acusadores encontró la declaración de Butler "frustrante" porque se disculpó y "desafió sus recuerdos punto por punto".

Compartir