Noticias

"Inventing Anna": Personaje demanda a Netflix por difamación

Rachel Williams considera que la creadora Shonda Rhimes tergiversó la verdad para dejarla "como una persona codiciosa, esnob, desleal, deshonesta, cobarde, manipuladora y oportunista"

Inventing Anna Netflix
Netflix

Hace unos meses, Inventing Anna llegó a Netflix, y rápidamente se convirtió en uno de los contenidos más vistos de la plataforma. La serie presentó un impactante caso real, y una de las involucradas ya respondió.

La verdadera Rachel Williams demandó a la compañía de streaming porque, según dice, Inventing Anna la difamó y le trajo problemas personales desde su lanzamiento.

La serie está basada en un artículo publicado en 2018. Muestra las estafas y la caída de Anna Sorokin, también conocida como Anna Delvey.

Por lo que se puede ver en los capítulos, Sorokin se abrió paso en la clase alta de Nueva York por medio de estafas. Mentía sobre ser una heredera alemana y defraudó a varios bancos para seguir con su extravagante estilo de vida.

Curiosamente, los capítulos incluyen la siguiente frase para deslindarse de cualquier responsabilidad: "Esta historia es completamente cierta. Excepto por las partes que están totalmente inventadas".

Inventing Anna Rachel Williams
En Inventing Anna, Rachel Williams estuvo interpretada por Katie Lowes | Netflix

Williams era editora en Vanity Fair, e incluso publicó un artículo sobre su amistad con Sorokin antes de que se descubriera la verdad.

En la serie, Rachel Williams (interpretada por Katie Lowes) se ve obligada a admitir que Sorokin pagó todas las salidas entre ambas, aun cuando eso no fue cierto.

Posteriormente, Williams abandona a Sorokin en Marruecos después de que esta tuviera problemas con su tarjeta de crédito. Básicamente, se da a entender que terminó su amistad con Sorokin justo cuando ella comenzó a tener dificultades financieras.

¿Qué dice Rachel Williams?

En el documento entregado a la corte, que recoge The Hollywood Reporter, se puede leer lo siguiente (vía):

“Esta acción mostrará que Netflix tomó una decisión deliberada por propósitos dramáticos. Mostraron a Williams haciendo o diciendo cosas que la retratan como una persona codiciosa, desleal, deshonesta, cobarde, manipuladora y oportunista.”

Para que el caso pueda progresar, se debe comprobar que la producción de Inventing Anna y Netflix decidieron retratar a Rachel de una forma maliciosa. También se debe demostrar que hubo un intento descarado por hacer un daño, incluso sabiendo que se decían cosas falsas o alejadas de la verdad.

En ese sentido, Alexander Rufus-Isaacs, abogado de Williams, retomó una entrevista de Shonda Rhimes, la productora ejecutiva y creadora de la serie: "Queríamos saber lo que estábamos inventando. No queríamos hacer cosas solo por el bien de la serie. Queríamos, intencionalmente, crear momentos de ficción en vez de simplemente darles la ficción de forma accidental", añadió.

Katie Lowes, quien interpretó a Williams en la serie, también emitió algunas palabras que seguramente serán utilizadas durante el proceso penal.

"El personaje es complaciente. Ella es joven, ingenua y tuvo una vida privilegiada. No creo que eso sea necesariamente real en la vida de Rachel Williams. Creo que ese es el personaje que Shonda escribió y el que necesitaba existir para este proyecto", finalizó.

Compartir