Noticias

Britney Spears cerró su cuenta de Instagram tras confesión sobre sus años bajo tutela

La cantante Britney Spears publicó un audio de 22 minutos en el que revelaba detalles inéditos de los años que pasó bajo la tutela legal de su padre.

Britney Spears
Getty Images

La cantante estadounidense Britney Spears, que el pasado noviembre ganó la batalla legal que puso fin a 13 años de tutela sobre su persona y su patrimonio, se sinceró sobre esa etapa admitiendo que estaba asustada y que se sentía como si no fuera nada.

"Comparto esto porque quiero que la gente sepa que soy humana. Me siento victimizada después de estas experiencias. Y, ¿cómo puedo superarlo, si no hablo de ello?", admitió en un audio de 22 minutos, en el que dice haber rechazado entrevistas millonarias para contarlo.

Su padre, Jamie Spears, asumió el control de su vida personal y de sus finanzas en 2008, tras un comportamiento errático de la cantante, ahora de 40 años. Después de lanzar esta suerte de comunicado, la estrella pop cerró su cuenta de Instagram.

Britney Spears: "Tenía que hacer todo lo que me decían"

"Ni siquiera hoy sé qué hice realmente, pero no me dejaba ver a nadie. Nada tenía sentido. (...) Tenía que hacer todo lo que me decían. Me decían que estaba gorda todos los días, que tenía que ir al gimnasio. No recuerdo haberme sentido nunca tan desmoralizada, ni que me hicieran sentir como si nada. Yo estaba de acuerdo porque tenía miedo", recalcó Britney Spears.

El audio fue publicado el domingo por la tarde en su cuenta de YouTube y recordó cómo en todo ese tiempo no dejó de trabajar, aunque su estado en ese momento no le permitiera dar lo mejor de sí misma: "Mis actuaciones en Las Vegas eran horribles", confiesa.

Con la voz por momentos rota, la icono del pop estadounidense admitió su desconcierto sobre lo que sucedía a su alrededor. En un ensayo dijo que no a un paso de baile, señaló, y al día siguiente le dijeron que debía ser ingresada en un centro de salud mental.

"Si no vas, iremos al tribunal, habrá un gran juicio y vas a perder", apuntó que le comentó su padre.

Una mujer libre

Britney Spears compartió lo sucedido ya como una mujer libre y después de lanzar el pasado viernes un dueto con el británico Elton John, Hold Me Closer, su primer sencillo desde su álbum Glory (2016) y el primero desde que finalizó su tutela.

No quiso hablar de esto antes, sostuvo la cantante, porque "es increíblemente ofensivo, triste y abusivo".

Su relato subrayó que le dolió sentirse utilizada por su familia y especialmente la falta de apoyo de su madre, que no dio la cara por ella ni la ayudó a buscar un abogado.

"Me pusieron en un estado mental para hacerme sentir que los necesitaba. (...) Yo sabía en lo más profundo de mi corazón que no había hecho nada malo", dijo Britney Spears tras confesar que llegó a pensar que estaban intentando matarla.

"Era una máquina, una pu** máquina, ni siquiera humana. Era una locura lo duro que trabajaba. Y la única vez que hablé y que dije 'no' en los ensayos a un maldito paso de baile se enfadaron", añadió la artista, madre de dos hijos y recién casada con el modelo y actor iraní-estadounidense Sam Asghari.

La familia de Britney Spears reacciona

La reacción de su familia a esas confesiones no se hizo esperar. "Toda tu vida he tratado de apoyar tus sueños y deseos lo mejor que he podido (...) ¡Nunca te he dado la espalda! Tus rechazos las innumerables veces que volé (para verte) o te llamé me hacían sentir desesperanzada. Lo intenté todo", apuntó su madre, Lynne Spears, en Instagram.

 

Compartir