+ VISTO AHORA
Noticias

"Breaking Bad": Walter White y Jesse Pinkman tendrán sus propias estatuas en Albuquerque

Las figuras de Walter White y Jesse Pinkman se erigirán en el centro de Albuquerque, Nuevo México, con la intención de captar la atención de miles de turistas fanáticos de la serie.

Walter White Jesse Pinkman
AMC Studios

La ciudad de Alburquerque, de Nuevo México, en Estados Unidos, está erigiendo estatuas dedicadas a los personajes principales de Breaking Bad, Walter White y Jesse Pinkman, en lo que probablemente sean las primeras estatuas municipales en honor a los fabricantes de metanfetamina.

Según un comunicado de prensa, las estatuas fueron encargadas originalmente al escultor Trevor Grove en 2019 por el creador de la serie, Vince Gilligan, que dona las estatuas a la ciudad junto a Sony Pictures Television, recoge The Guardian.

"A lo largo de quince años, dos series de televisión y una película, Albuquerque ha sido maravillosa con nosotros. Quería devolver el favor y dar algo a cambio", dijo Gilligan.

"Estas estatuas de Walter White y Jesse Pinkman existen gracias a la generosidad de Sony Pictures Television y al arte del escultor Trevor Grove. Y me encantan. Me hace feliz imaginarlos adornando The Duke City durante décadas, atrayendo a autobuses llenos de turistas", comentó.

Breaking Bad Series Más Recomendadas

Más de una década después del estreno de la serie original, Breaking Bad sigue atrayendo al turismo a Albuquerque. Sobre todo por la magnífica cinematografía de la serie, que retrata sus descarnadas vistas del desierto.

Las estatuas se expondrán en el interior del Centro de Convenciones de Albuquerque después de delelarse el 29 de julio. En la ceremonia de inauguración participarán el alcalde Keller, Gilligan, el productor ejecutivo y cocreador de Better Call Saul, Peter Gould, los actores ganadores del premio Emmy, Bryan Cranston y Aaron Paul, e invitados especiales.

"También agradecemos que las estatuas estén en el interior. Y, por tanto, protegidas de las palomas que depositan sus críticas sobre nuestras cabezas", bromearon Cranston y Paul.

Compartir