Entrevistas

Expertos descartan pérdida de aprendizajes por adelantamiento de vacaciones de invierno

La directora ejecutiva de Educación 2020 comentó que esta medida debía ser vista "con perspectiva", ya que podría ayudar con los índices de salud mental.

Vacaciones Invierno
Agencia Uno

Hace un par de días el gobierno anunció el adelantamiento y extensión de las vacaciones de invierno. La medida busca lograr una disminución del uso de camas pediátricas en hospitales y reducir los contagios de enfermedades respiratorias.

En Mañana será otro día nos conectamos junto a Alejandra Arratia, directora ejecutiva de Educación 2020, acerca del adelanto y extensión de las vacaciones de invierno y sus implicancias en el aprendizaje.

Acerca de la pregunta de sí son o no vacaciones Arratia dijo que "es confuso el tema. Nosotros nos quedamos con la primera impresión de que se alarga en una semana el período de vacaciones. Uno se imagina que se refieren a que no son vacaciones en que las escuelas estarán abiertas para que los niños vayan a alimentarse".

"En Chile ya hay dos regiones que tienen unas vacaciones de invierno de tres semanas. Eso es un primer punto para decir que tres semanas en algunos casos no es algo tan dramático. Estamos mirando con criterios de un año normal a un año que ciertamente no lo es", indicó la experta.

"Hay que poner en perspectiva de que no estamos en un año normal. Uno quisiera que nunca se tengan que suspender las clases presenciales (...) confiamos todos en que esta será una pausa que permita que disminuya la circulación viral global", comentó la directora ejecutiva de Educación 2022.

¿Se afectan los aprendizajes al extender las vacaciones de invierno?

Por otro lado, Alejandra Arratia contó parte de los efectos que podría tener la extensión de las vacaciones de invierno. Según contó, en 5 días más no son muchos los aprendizajes que se perderán.

Sobre esto, la experta señaló que "estamos con muchos contagios, lo cual de alguna manera presiona el sistema. El sistema escolar está muy presionado y en este sentido, el desafío es ver esto en perspectiva, porque irse a educación híbrida tiene desafíos".

"Hay que poner todas las energías en que el 25 de julio volvamos presencialmente. En perspectiva es mejor decir que hagamos una pausa y se recuperan energías en los equipos docentes y que se pueda bajar la demanda de salud", agregó Arratia.

"No diría que no afecten, pero hay que ponerlo en perspectiva y plantear para que en el mediano plazo no sea tanto el impacto. A veces si tienes 5 días donde los niños puedan descansar bien van a volver mucho mejor al día 10", enfatizó.

"Todas estas posturas catastrofistas también le dan un mensaje a los niños y niñas de que lo que yo tengo que hacer es producir y producir. Ojo, aquí tenemos índices de salud mental y estrés súper altos", finalizó la directora.

Compartir