Noticias

Cynthia Nixon piensa que Miranda siempre fue lesbiana en 'Sex and the City'

La actriz reveló que para el reboot de la serie no pensó dos veces antes de convertir a Miranda en un personaje queer.

Sex And The City
Getty Images

Cuando el productor ejecutivo de “And Just Like That”, Michael Patrick King, se acercó a Cynthia Nixon para discutir cuál sería la trayectoria de su personaje Miranda Hobbes en el reboot de “Sex and the City” de HBO Max, le preguntó si quería que Miranda fuera queer. Después de todo, la propia Nixon salió del clóset en 2004 y está casada con Christine Marinoni desde 2012.

La transformación del personaje

"Yo estaba como, '¡Claro, por qué no!'", recordó haber dicho Nixon. “Si estamos tratando de hacer cosas diferentes y mostrar mundos diferentes y aspectos diferentes de estos personajes, ¿Por qué no hacerlo?”. Dijo la actriz para Variety.

King pensó que lo primero era “sacar a Miranda de su matrimonio”. De esa forma, al comienzo de la planificación del programa, Miranda posiblemente iba a tener una aventura con su profesora, ya que había regresado a la escuela después de dejar su trabajo en su bufete de abogados corporativo.

Pero la actriz dijo que no. “Sé que estamos cruzando muchos límites aquí sobre los que la gente tiene muchas opiniones, pero para mí un límite que no quiero que cruce Miranda es salir con su profesor, ¿sabes? Eso no va bien conmigo”.

"Miranda fue siempre queer"

Sin embargo, cuando Miranda conoce a Che, se enamora tan fuerte que deja a su esposo, Steve (David Eigenberg). Decir que el romance provocó una reacción explosiva de los espectadores sería quedarse corto. "Mi amigo Gregg Araki, que es cineasta, me dijo: '¿Cómo se siente haber creado el personaje más polémico en los 5000 programas que hay en la televisión?'", dijo el productor.

Nixon lleva las ideas de King sobre Miranda un paso más allá, cuando se le pregunta si cree que Miranda siempre fue queer. aseguró que sí. “Aunque solo estaba realmente interesada en los hombres, creo que Miranda tenía muchas otras cualidades queer y francamente lésbicas en ella. ¡No teníamos una mujer homosexual! Pero ella era una sustituta que no teníamos, y era importante para las mujeres homosexuales”.

Nixon continuó: “Miranda siempre ha lidiado con el poder, y el poder femenino contra el poder masculino, y las mujeres se llevan la peor parte, y ese es un gran problema para las mujeres queer. Creo que no tener que estar bajo el control de un hombre siempre ha sido una de las cosas más atractivas que ofrece estar con otra mujer”, finalizó.

Compartir