Respondió a la polémica: Bruce Willis admite haberse equivocado al no usar una mascarilla

El actor de «Duro de Matar» fue expulsado de una farmacia en Los Angeles, por no respetar las medidas en contra del coronavirus.

Bruce Willis admitió haber "tomado una mala decisión", luego de haberse obligado a dejar una tienda en Los Angeles, Estados Unidos, por haberse rehusado a usar una mascarilla.

El actor de "Duro de Matar", fue visto entrando y dejando una farmacia sin la protección indicada por las diferentes guías de cuidado personal.

"Fue un error de juicio. Cuídense todos, y continuemos usando mascarillas constantemente", aseguró Willis para la revista People

Revisa también: Olivia Harrison, viuda de George Harrison, está hospitalizada con Covid-19

En 2020, el alcalde Los Angeles, Eric Garcetti, ordenó que las mascarillas se usaran siempre y en todas partes del estado, para ayudar a combatir al COVID-19.

Muchas personas reaccionaron al desacato de Willis en redes sociales, llamándolo un "Covidiota" y burlándose de él en Twitter.

Según reportó la BBC, el escritor de televisión Bryan Behar bromeó sobre la situación a través de redes sociales, asegurando que "el empleado de la farmacia logró lo que el antagonista de Duro de Matar no pudo - sacar a Bruce Willis del edificio".

Revisa también: Con cifras invernales: Estas son las 30 comunas con más casos activos de Covid-19

Una familia responsable en contra del COVID-19

La noticia llega después de que la hija de Bruce, Rumer Willis, llamara a las personas a usar mascarillas a través de sus historias de Instagram. "¡Ya no es una discusión! No me interesa lo que quieras hacer contigo mismo, pero debes usar una mascarilla para cuidar a otros", aseguró la mujer de 32 años, según reportó Hello Magazine

"Estuve expuesta al COVID hoy por culpa de que alguien no se preocupó de los síntomas, o de usar una mascarilla, y seré honesta, me sentí bastante enojada. No es tan difícil ser una persona decente para protegerte a ti mismo y a otros", agregó Rumer.

California, y mas específicamente Los Angeles, se ha transformado en uno de los brotes más activos de coronavirus en Estados Unidos. El mes pasado, el estado sobrepasó los 2 millones de casos registrados desde el comienzo de la pandemia.

Ahora Escuchas