Dueño de casa en Cachagua anuncia querella contra organizador de fiesta clandestina

El propietario de la casa asegura que el el piloto de Rally, Samuel Israel, la arrendó para siete personas.

El llamado "CachaguaGate" parece que tiene para largo. Pues, luego de la querella presentada por el Gobierno, ahora se suma la que realizará el dueño de la casa donde se realizó la polémica fiesta, y quien arrendó el lugar para el evento. 

Gabriel Biggs, dueño de una de las casas donde se realizó una fiesta clandestina en Cachagua, habló sobre lo ocurrido la noche de Año Nuevo, asegurando que tomará acciones legales contra quien arrendó el lugar.

"Voy a tomar acciones legales porque no quiero que esto se repita más. Esto tiene que servir de ejemplo a nivel nacional y ojalá mundial. Lo que pasó fue demasiado irresponsable, esto no se puede perdonar y la única forma que sirva de ejemplo es un castigo muy fuerte2, aseguró el propietario, en entrevista con 24 Horas.

Biggs asegura que, al interior de su vivienda, se realizaron dos fiestas masivas con cerca de 200 invitados, por lo que confirmó que se querellará contra el piloto de Rally, Samuel Israel, quien arrendó su casa.

"Me vulneraron a mí y claramente a toda la comunidad", lamentó Biggs, agregando que "En el contrato con AirBnB dicen que el señor Samuel va a tener siete personas, no más", aseguró el propietario, que acusa un total incumplimiento por parte del arrendatario.

Además, y según detalló Biggs, los que participaron de este evento clandestino habrían borrado todos los registros audiovisuales del encuentro. Eso sí, al interior de su vivienda habían evidencias claras de un carrete masivo.

"Cuando entró (la persona que cuida el lugar) dijo que había tanto vómito por toda la casa que tuvieron que entrar tres personas a limpiar y sanitizar toda la casa", reveló.

Aumento de casos de contagio en Zapallar

Tras el reporte diario que realizó este lunes el Minsal, la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, llamó la atención por su directo comentario con respecto a la preocupante cifra de casos nuevos de contagio de coronavirus en la comuna de Zapallar.

La autoridad confirmó que en la comuna de la región de Valparaíso había aumentado un 307% la positividad de casos de covid-19 tras la fiesta, por lo que con evidente molestia, señaló: "si alguien se muere, ya saben a quién irle a preguntar".

Ahora Escuchas