Efemerides

Dolores O'Riordan: Cinco años de la muerte de la vocalista de The Cranberries

Un día como hoy, hace cinco años, nos abandonó una de las voces más inconfundibles y talentosas del rock y la música.

Dolores Oriordan Murio Hace Cinco Años
Getty Images

Dolores Mary Eileen O'Riordan, más conocida simplemente como Dolores O'Riordan, murió un día como hoy hace cinco años. O'Riordan fue una cantante y compositora irlandesa que se hizo reconocida por ser la vocalista principal y compositora de la banda de rock alternativo The Cranberries.

Antes de morir, lanzó siete álbumes de estudio con The Cranberries, de los cuales cuatro alcanzaron el número uno. Lamentablemente, O'Riordan murió a los 46 años de manera bastante inesperada mientras trabajaba en un nuevo álbum del grupo. La encontraron ahogada en una tina por intoxicación de alcohol. Sin embargo, la artista se encargó de dejar su marca en la música antes de fallecer.

Una voz única e inconfundible

O'Riordan tenía una de las voces más reconocibles del rock en la década de 1990. Al menos así la describían algunos medios y la crítica. Y es que su registro de mezzosoprano y su acento irlandés creaban un sonido único.

La cantante comenzó a incursionar en la música en el coro de la iglesia a la que asistía con su familia. Ya en la secundaria formó The Cranberries y dejó los estudios para dedicarse por completo a la banda. De esa forma, alcanzó  fama internacional en la década de 1990 con su álbum debut, Everybody Else Is Doing It, So Why Can't We?. El proyecto se convirtió en un éxito comercial, vendiendo más de cinco millones de copias solo en Estados Unidos.

Entre las canciones más conocidas de la banda se encuentran éxitos como “Linger”, “Dreams” y “Zombie”.

Sin embargo, O'Riordan también tuvo una carrera como solista. El primer álbum en solitario la cantante, Are You Listening?, se lanzó en mayo de 2007 y fue seguido por No Baggage en agosto de 2009. Posterior a eso volvió a unirse con The Cranberries y lanzaron más proyectos juntos como Roses (2012). Pero las últimas grabaciones de la cantante aparecieron en el disco final de The Cranberries, In The End, lanzado en 2019.

La cantante luchó bastante tiempo contra la depresión y en 2015 le diagnosticaron bipolaridad. Tuvo una vida complicada debido a la presión de su propio éxito que la hizo caer en excesos.

Compartir