Entrevistas

La sorpresiva alza del IPC y el pronóstico para el 2023: "La caída va a ser más intensa"

Durante esta mañana se publicaron el IPC de noviembre y el IPoM, dos indicadores que muestran como la inflación no quiere dejar la economía.

Inflacion
Getty Images

Esta mañana se publicaron los resultados del IPC de noviembre, donde se reveló que el valor de la canasta básica subió en un 1%. Esto tomó a varios analistas por sorpresa, ya que las expectativas eran que subiría en un 0,5%. De esta manera, la inflación anual subió de 12,8% a 13,3%, terminando con la racha de dos reducciones seguidas.

En Mañana será otro día hablamos con Carlos Budnevich, economista y académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de los Andes, ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras y miembro del Grupo de Política Monetaria sobre los nuevos indicadores económicos

La sorpresa del IPC

Tras varios meses en los que el Banco Central ha aplicado una política monetaria para reducir los altos niveles de inflación, el Índice de Precios al Consumidor del último mes demuestra que el fenómeno aún no ha sido controlado. De los 76 productos de la canasta básica de alimentos, 65 presentaron alzas en noviembre.

Sin embargo, Budnevich afirma que hay tomarse este retroceso con calma y no sacar conclusiones rápidamente. "Efectivamente han habido meses en los que se esperaba una inflación mayor a la que se obtuvo, y el IPC de este mes lamentablemente presentó una inflación mayor. Pero hay que mirar la tendencia. El proceso de reducción de la inflación va a continuar, puede tener sus tropiezos como el que estamos viendo ahora, pero eso es una explicación puntual y no se debe a fuerzas estructurales".

La meta del Banco Central es que en dos años más la inflación vuelva a estar cerca del 3%.

La desaceleración de la economía

Para volver a los niveles normales de inflación, deben bajar los niveles de consumo. Pero este proceso ha sido más lento de lo esperado.

"El proceso de reducción de la actividad económica o de ajuste ha sido más lento de lo esperado y por lo tanto tenemos este año mejores cifras en definitiva, porque el ajuste ha sido algo más lento. Eso significa que el ajuste a lo mejor se está trasladando más hacia el 2023", afirma el economista.

"Nosotros tuvimos un exceso de gasto y un crecimiento desbordado en 2021, y como todo en la vida esos excesos se pagan. En el caso de la economía se pagan con ajustes, porque ese exceso nos llevó a una bonanza en Chile, pero que no era sostenible. Eso lo vemos hoy por el lado de la inflación, pero también por las cifras de déficit en las cuentas corrientes. Existe un exceso de gasto por sobre de lo que produce el país, y uno muy significativo".

"Estamos en un proceso de desalineación no vista en 30 años. Y la inflación, cuando se produce tiende a ser muy rebelde. Lamentablemente, en la medida en que hay más inercia y hay más desanclaje en las expectativas, la medicina que tienes que aplicar para volver a tener la inflación acorde con las metas es más intensa. En este caso el remedio es subir las tasas de interés y por más tiempo, y entonces efectivamente no iba a ser tan rápido el proceso de reducción de la inflación", comenta Budnevich.

Compartir