Entrevistas

Juan Luis Ossa: "El nuevo proceso constituyente puede diseñar un nuevo sistema electoral que prevenga la atomización del Congreso"

El experto además realizó un balance de los primeros meses del gobierno de Boric, señalando que las inclusión del Socialismo Democrático fue una gran mejora.

Congreso
Agencia Uno

En una nueva edición de Gabinete Concierto, hablamos con Juan Luis Ossa, investigador del Centro de Estudios Públicos, acerca de los principales temas políticos marcan la pauta en lo último que va quedando del año.

El acuerdo constitucional no es perfecto

El historiador considera que "tenemos un acuerdo que en un 80% es un buen acuerdo, pero que tiene algunos problemas de forma y de fondo".

"Hay problemas ortográficos, hay problemas narrativos. Son motes que yo creo que reflejan el apuro del acuerdo. Y creo que ahora es el momento de reflexionar exactamente qué es lo que se quiere dejar para la posteridad".

"También hay cuestiones más de fondo que hay que pensar y que hay que pensarlas rápido. Por ejemplo, qué ocurre si se rechaza la nueva Constitución. No hay nada en el acuerdo actual ni tampoco en el proyecto de reforma constitucional. Y uno tendería a pensar que si se rechaza la nueva Constitución, tenemos que obligatoriamente volver a la Constitución actual, porque tú no te puedes quedar sin constitución".

En todo caso, Ossa cree que estos son aspectos corregibles. "Yo creo que todo esto se puede arreglar, pero que es importante hacerlo de forma tal de no cambiar el fondo, pero sí que quede muy muy claro hacia dónde va el acuerdo y cuáles van a ser las líneas matrices de la nueva constitución".

"Aquellos que quieren meterle demasiadas indicaciones profundas o estructurales, lo que nos están diciendo en realidad es que no les gusta el acuerdo y ojalá no hubiera habido acuerdo. En el caso de los republicanos ellos simplemente no quieren un nuevo acuerdo. Y en el caso de las izquierdas más a la izquierda no les gusta porque consideran que es una democracia tutelada", recalca el investigador.

Un Congreso que no puede ponerse de acuerdo

"Me parece insólito que estemos todavía discutiendo sobre la quina, sobre el cual va a ser la estrategia del Gobierno, si van a ir al Congreso. No tenemos un fiscal, y justamente tenemos la peor crisis de seguridad en años".

El Congreso ha demostrado últimamente que tiene muchas dificultades para lograr consensos, pero esto se puede arreglar en el Consejo Constitucional. "Que esto se politice tiene un desmedro muy grande a la institución, pero el nuevo proceso constituyente podría ayudar en esto".

"Tenemos un sistema electoral que lo que produce es una atomización brutal del Congreso y por lo tanto una parálisis constante de la toma de decisiones. Entonces al final los proyectos salen por un voto, porque no hay grandes coaliciones. Al final de cuentas esto es un problema estructural y sistémico".

"Yo creo que esto se va a resolver si es que la nueva Constitución dibuja o diseña las grandes matrices del sistema electoral que nos va a regir por los próximos ojalá 20 años. Y ese sistema debería ser una mezcla entre proporcional y mayoritario. Que sea suficientemente representativo de las distintas fuerzas que existen en el país, pero que ponga ciertas barreras para que no todo el mundo pueda llegar a ser diputado o diputada. Porque si no el Congreso se va a fragmentar demasiado. También hay que elevar las exigencias para crear un partido político para que la relación ejecutivo-legislativa no choque constantemente", opina Ossa.

Balance del gobierno de Boric

El investigador del CEP cree que hubo un cambio importante en la forma de gobernar del Presidente Boric después del plebiscito del 4 de septiembre. "Los primeros meses de marzo a septiembre fueron meses muy malos, porque el Presidente Boric que se casó en una posición, no salió de ella, y el resultado está a la vista".

"Después de eso y con el ingreso del Socialismo Democrático veo un gobierno bastante más ordenado, que tiene ciertas prioridades que yo creo que las vamos a empezar a ver el próximo año. Me parece que debería intervenir lo menos posible en el proceso constituyente y en la futura campaña del plebiscito de salida y dejar que la ciudadanía decida a partir de lo que dice el texto".

"Lo importante es que el Presidente se dio cuenta de que el Frente Amplio, por lo jóvenes y lo anti-stablishment que son, no conocían el el teje y maneje del Estado y ahora requieren de operadores que conozcan el Estado y cómo funcionan los tiempos de la política. La base que sostiene este gobierno, los ministros del Interior, Segpres y Hacienda, son íconos del Socialismo Democrático y de lo que representaron esos 30 años".

"Mientras más Socialismo Democrático haya mejor para el país y para el gobierno", finaliza Ossa.

 

Compartir