Noticias

'Buffy: The Vampire Slayer’: Sarah Michelle Gellar se refiere al set "extremadamente tóxico"

La protagonista de la exitosa serie de 1997 se refirió al ambiente tóxico, especialmente por parte del director, que ya tiene otras acusaciones.

El Set Toxico De Buffy The Vampire Slayer
Vox

Sarah Michelle Gellar reflexionó sobre su experiencia trabajando en el set "extremadamente tóxico" de Buffy The Vampire Slayer.

La actriz, que tuvo su gran papel en la serie de televisión, dijo que las mujeres “se enfrentaron entre sí” durante la filmación del drama sobrenatural.

Set hostil

Hablando durante una mesa redonda en TheWrap's Power Of Women Summit, Gellar abordó la situación. "Durante tanto tiempo, estuve en un set que creo que era conocido por ser un set masculino extremadamente tóxico. Y eso estaba arraigado en mi cabeza, que así eran todos los sets, y que las mujeres se enfrentaban entre sí. Que si las mujeres se hacían amigas, entonces nos volvíamos demasiado poderosas, así que había que mantener eso controlado".

La actriz también explicó cómo ha cambiado su perspectiva desde que trabajó en otros proyectos. "Y ahora que he tenido la oportunidad de trabajar con muchas más mujeres y hombres que también apoyan a las mujeres, me di cuenta de lo fácil que puede ser una experiencia. Pero … desafortunadamente todavía estamos en ese lugar donde todos esos departamentos muchas veces necesitan mujeres para que tengamos una voz”.

Acusaciones anteriores

Gellar habló anteriormente en apoyo de su ex coprotagonista de Buffy, Charisma Carpenter, después de que acusó al creador del programa Joss Whedon de "comportamiento hostil y tóxico" en el set.

En una publicación en Instagram en febrero de 2021, Gellar escribió: “Si bien estoy orgullosa de tener mi nombre asociado con Buffy Summers, no quiero estar asociada para siempre con el nombre de Joss Whedon".

“Estoy más centrada en criar a mi familia y sobrevivir a una pandemia actualmente. Por lo que no haré más declaraciones en este momento. Pero estoy con todos los sobrevivientes de abuso y estoy orgullosa de ellos por hablar”, agregó según NME.

A principios de este año, Whedon negó la afirmación de Carpenter de que la llamó gorda cuando tenía cuatro meses de embarazo. En una entrevista con Vulture, Whedon dijo: “La mayoría de mis experiencias con Charisma fueron deliciosas y encantadoras. A veces tenía problemas con sus líneas, pero nadie podía hacer un remate con más fuerza que ella. No la llamé gorda”.

Whedon reconoció, sin embargo, que no era "civilizado" en ese momento. “Yo era joven”, dijo el director. “Grité, y a veces había que gritar. Este era un elenco muy joven, y era fácil que todo se convirtiera en una fiesta”.

Después de que se publicó la entrevista, Carpenter emitió un comunicado llamando a Whedon un "jefe narcisista tiránico". También apoyó al actor Ray Fisher, quien previamente había acusado a Whedon de “comportamiento problemático” en el set de Justice League.

Compartir