Noticias

"Me rompí la mejilla, la mano, luego el hombro": Michael J. Fox lidia con el avance del Parkinson

Diagnosticado con la enfermedad de Parkinson a los 30 años, Michael J. Fox debió lidiar este año con el deterioro de su salud, además de la muerte de su madre.

Michael J. Fox
Getty Images

La vida de Michael J. Fox dio un vuelco cuando en 1991, a sus 30 años, un neurólogo le diagnosticó la enfermedad de Parkinson.

Un padecimiento como ese lo alejó de la actuación con el paso de los años, aunque ha regresado a ella de manera parcial. Pero el último año ha sido especialmente difícil para la estrella de la saga Volver al futuro.

Pese a que en su autobiografía No hay mejor momento que el futuro, publicada a inicios de 2022, ya había narrado que el 2018 fue complicado por la cirugía de médula espinal a la que debió someterse para extirparse un tumor, en una reciente entrevista con la revista People dio a entender que el 2022 ha sido todavía más espinoso.

Michael J. Fox 2
Michael J. Fox | Getty Images

Primero, porque su salud se vio nuevamente deteriorada. "Me rompí la mejilla, la mano, luego el hombro. Me pusieron un hombro de reemplazo y me rompí el brazo derecho, luego el codo", enumeró Michael J. Fox.

"Tengo 61 años y cada vez lo siento más", añadió en relación a cómo la edad se suma a los achaques propios del Parkinson.

Segundo, la muerte de su madre en septiembre fue un golpe duro para él. Sin embargo, el intérprete expresó que ante la adversidad planta su mejor rostro.

"Ha sido un enorme esfuerzo, pero soy feliz. Lo digo porque espero que, a ciertos niveles, haya gente capaz de encontrar la felicidad pese a todo aquello por lo que están pasando", dijo.

Compartir