Noticias

Reportero revela que los multimillonarios están construyend búnkers "post-apocalípticos"

Douglas Rushkoff, escribió una columna para The Guardian, una columna donde reveló conversaciones que mantuvo con millonarios.

Búnkers
Crédito: Getty Images

De una forma u otra, todos sabemos que estamos viviendo un momento crítico de la historia. Lamentablemente, el avance del cambio climático y la sobrepoblación ha hecho que la Tierra se vaya poniendo cada vez más hostil.

Sin embargo, quizá algo aún más preocupante es algo que está ocurriendo entre los millonarios más poderosos del mundo. Todo, porque al igual que en una película de Zombies, están empezando a construir búnkers "del Día del Juicio". 

¿Por qué los millonarios están construyendo búnkers?

Según reportó Douglas Rushkoff, un experto en medios de comunicación, los 5 hombres más ricos del mundo, se reunieron con él para hablar de estrategias de superviviencia ante desastres. 

Lo preocupante fue lo que le preguntaron. Sin embargo, en lugar de preguntas sobre energía renovable o reconstrucción, querían saber cómo evitarían que los guardias los atacaran y cómo podrían mantener las tiendas de alimentos a salvo de las manos de los campesinos.

"Traté de razonar con ellos. Presenté argumentos prosociales para la asociación y la solidaridad como los mejores enfoques para nuestros desafíos colectivos a largo plazo. Se pusieron los ojos en blanco ante lo que les debe haber parecido una filosofía hippie", aseguró Rushkoff, según reportó Futurism

Por otra parte, Rushkoff aseguró que los millonarios están invirtiendo en búnkers de protección. Asimismo, afirmó que muchas compañías que venden productos post-apocalípticos, se contactaron con él para vender sus productos. 

Una startup, llamada Vivos, vende apartamentos subterráneos de lujo que se pueden instalar en silos de misiles y otros lugares militares fuera de servicio. Los bunkers incluyen piscinas, juegos, cine y comedor.

Es desalentador que los ricos no tomen en serio las advertencias de Rushkoff. Pero si un enfoque con visión de futuro para el futuro del planeta realmente gana el día, los ricos todavía tendrán sus puertas cerradas para esconderse detrás.

Compartir