Noticias

Cómo "Better Caul Saul" trajo de vuelta [SPOILERS] y por qué el director no los rejuveneció

Lo que varios fanáticos esperaban se volvió realidad, ya que en el episodio del viernes finalmente ocurrió el cameo de Walter y Jesse.

Cameo Breaking Bad Better Call Saul
AMC

Bryan Cranston y Aaron Paul finalmente regresaron a sus papeles como Walter White y Jesse Pinkman el lunes por la noche, luego de que el co-creador de la serie de televisión Peter Gould adelantara sus cameos en Better Call Saul antes del comienzo de la sexta y última temporada.

Apenas unos años después de aparecer juntos brevemente en "El Camino: una película de Breaking Bad", los dos ganadores del Emmy volvieron a interpretar sus papeles. Walt y Jesse fueron presentados en un flashback del episodio 8 de la temporada 2 de Breaking Bad, titulado "Better Call Saul", que presentó al personaje de Bob Odenkirk por primera vez.

En ese episodio también escuchamos por primera vez los nombres de Lalo e Ignacio, aunque en ese momento fueron simplemente menciones de Saul que nunca se desarrollaron más. Ahora, estas líneas tienen un nuevo significado, ya que "Better Call Saul" ha revelado la complicada participación del abogado en la vida de Lalo Salamanca (Tony Dalton) e Ignacio "Nacho" Varga (Michael Mando) a lo largo de seis temporadas.

¿Por qué no rejuvenecieron a Walter y Jesse?

Thomas Schnauz, el escritor y director del episodio del lunes por la noche, confesó a Variety que nunca hubo un plan específico para que Cranston y Paul aparecieran en "Better Call Saul", pero sus horarios coincidieron durante la temporada 6 de la producción del programa por lo que aprovecharon la oportunidad. También defendió la decisión de no reducir mucho el envejecimiento de Walt y Jesse, quienes están reviviendo un episodio de "Breaking Bad" filmado hace 13 años. Aaron Paul, ahora de 42 años, vuelve a interpretar a Jesse, un recién graduado de la escuela secundaria.

Schnauz reveló que no quisieron rejuvenecer a Cranston y Paul por miedo de que se vieran absurdos. Además añadió que en el programa no se realiza una gran cantidad de eliminación de envejecimiento, sino que solo se cortan algunas arrugas aquí y allá.

"Al ver Better Call Saul, uno tiende a olvidar cómo se veían Giancarlo Esposito y Jonathan Banks en el pasado. Sin embargo, cuando las escenas se cortan de un lado a otro, uno se da cuenta de que Jonathan, a quien hubiera imaginado que se parece mucho a Breaking Bad, se ve muy diferente en las escenas anteriores", dijo Schnauz.

 

Compartir