Noticias

Paul Vásquez, conocido como El Flaco, fue detenido por amenazas en estado de ebriedad

El conocido comediante habría insultado y amenazado a personal policial y de la aerolínea en un evidente estado de ebriedad.

El Flaco
Agencia Uno

Durante la noche de ayer, Paul Vásquez fue detenido en el Aeropuerto de Santiago Arturo Merino Benítez por presuntamente amenazar a personal de la PDI y funcionarios de una aerolínea. Ahora hay más antecedentes.

¿Qué ocurrió?

Todo partió cuando "El Flaco" fue bajado de un  avión con destino a la ciudad de Iquique por evidente "estado de ebriedad". Esta situación fue alertada por los tripulantes de cabina y el piloto decidió retirar al comediante de la tripulación por las condiciones en que se encontraba.

Como lo consignó Radio Futuro, el subcomisario Sebastián Quevedo según reveló que «esta persona mantuvo un comportamiento agresivo y amenazante. Efectuándole lesiones a personal de la compañía aérea. Por ello, personal de la PDI concurrió al lugar, estableciendo las lesiones de la persona, y además esta persona le efectuó lesiones y amenazas a personal de la PDI”.

"Te voy a matar a balazos"

Finalmente, luego del incidente el comediante nacional pasó a control de detención donde le prohibieron acercarse a las víctimas. Además, en CHV señalaron que Vásquez habría gritado bastantes improperios y amenazas. En específico, una de las amenazas de Paul Vásquez fue: «Te voy a matar a balazos y te voy a esperar afuera del aeropuerto».

De hecho, en el programa de televisión Contigo en la Mañana entrevistaron a un testigo que vio al cómico de Dinamita Show en pleno arranque. De esa forma, señaló que “dos carabineros lo llevaban cargado y se cayó ahí; en ese lado”. Y que “luego nos dijeron que era un comediante (…) iba en bastante estado de ebriedad”.

Luego agregó: “lo sacaron rápidamente del embarque porque el piloto dijo que no podía llevarlo en estado de ebriedad”.

Otros testimonios respecto al estado de El Flaco indican que este “se dejó caer en su asiento e intento abrocharse el cinturón, pero no pudo”.

Compartir