Noticias

Padre de enfermera apuñalada rompe el silencio: "Huele a sicariato"

Patricio Álvarez, padre de la víctima, sostuvo que la clínica conocía las amenazas y hostigamiento que sufría su hija y no hicieron nada.

Enfermera Apuñalada
Agencia Uno

Durante la jornada de este domingo se dio a conocer la trágica noticia de una enfermera que fue apuñalada 11 veces mientras salía de su turno en la Clínica Cordillera de Las Condes. La noticia ha conmocionado al país completo debido a lo agresivo del ataque y la falta de indicios de robo.

La joven de 32 años se dirigía desde la clínica a su casa -a un par de cuadras de distancia- cuando fue atacada.

“Había dos tipos en una moto con un casco naranjo y estrellas negras, y en su celular estaba su foto”, sostuvo Patricio Álvarez, padre de la víctima, sobre el ataque. “Claramente la estaban esperando y querían saber si era ella. Cuando la Pola se da cuenta empieza a correr, este tipo se le cuelga del cuello y le pega 11 estocadas”, señaló.

El padre de la mujer, que por suerte está fuera de riesgo, también reveló detalles de acoso que sufrió su hija en el trabajo. 

"Huele a sicariato"

Álvarez aseguró que esto “huele a sicariato” consignó ADN. Además, el hombre contó que todo se remonta hace unos meses, cuando su hija fue ascendida. Aseguró que ahí comenzó a recibir amenazas y malos tratos por parte de una persona que trabajaba ahí.

“Eran amenazas de todo tipo, verbales, por redes sociales, llamados telefónicos. Empezaron con el típico empujón, o le daban vuelta la comida en el casino. Era una especie de bullying colegial“, señaló a Contigo en la mañana.

Por lo demás, Álvarez señaló que "una de las personas que trabajaba con ella le dijo que no se preocupara, que ella iba a cuidarle a sus hijos". Esto le pareció raro y aconsejó a su hija que dejara constancia con su jefa. "Eso fue duro para nosotros, le pedí que hablara con su jefa e hicieran una denuncia, cosa que no hicieron”.

El padre también aseguró que presentará una querella en contra de la clínica y además cuestionó su actuar. “¿Por qué la clínica no tomó cartas en el asunto cuando tenía todos los antecedentes para hacerlo? La clínica se lavó las manos”, sentenció.

Álvarez finalizó diciendo que la clínica “esperó a que sucedieran los hechos y que muestra una falta de empatía”.

 

 

Compartir