Noticias

¿Piensas en sexo todo el día? Conoce qué es la hipersexualidad

La hipersexualidad afecta a hombres mayoritariamente y tiene relación la obsesión con el sexo de forma poco saludable.

Hipersexualizacion
Getty Images

El sexo es algo natural y parte de la vida de casi todos los seres humanos. Se dice que los hombres piensan en sexo cada seis segundos, y aunque puede no ser así, la cifra no es tan errónea probablemente y aplica tanto para mujeres como hombres.

Pensar en sexo es normal, pero si lo haces con demasiada frecuencia, te cuesta pensar en otras cosas, tienes conductas de riesgo o tus pensamientos sexuales te perturban; tal vez sea el momento de replantearte si puedes padecer de hipersexualidad.

¿Qué es la hipersexualidad?

La hipersexualidad es la produce cuando el sujeto tiene una mala relación con el sexo. Esto quiere decir que el sexo se ha transformado en un impulso casi obsesivo en su vida, en vez de formar parte del día a día de forma saludable. Puede que el sexo incluso los haga sentir angustiados en otras áreas como el trabajo, universidad y relaciones.

La hipersexualidad también se conoce como el trastorno de conducta sexual compulsiva. Esta se puede producir por una obsesión por el sexo, los actos sexuales y las fantasías sexuales. Según investigaciones, entre el 3% y el 6% de las personas sufren algún tipo de trastorno de adicción sexual o trastornos relacionados; siendo los hombres los más afectados.

Cómo reconocerla y y tratarla

Hay una serie de comportamientos sexuales problemáticos que indican hipersexualidad; como el consumo excesivo de pornografía, masturbación excesiva, o tener relaciones sexuales con múltiples parejas.

Algunos de los síntomas más comunes son: comportamiento sexual compulsivo (no se puede evitar), fantasías recurrentes y fuera de control, dificultad para mantener vínculos de pareja, incapacidad para controlar impulsos sexuales, y presentar comportamientos sexuales incluso después de haber tenido relaciones sexuales.

Como muchas otras enfermedades mentales, la hipersexualidad se trata mediante un combinado de medicamentos y psicoterapia con un profesional. La forma más común de tratarla conlleva terapia cognitivo-conductual (TCC) y que se centra en ayudar a identificar los pensamientos y comportamientos positivos para reemplazarlos por otros positivos.

 

Compartir