Noticias

Elon Musk compra Twitter

Musk ya habría comprado la compañía por 43.000 millones de dólares, de acuerdo a TMZ. La confirmación oficial saldría más tarde en el día.

Elon Musk
Getty Images

El 14 de marzo de este año, Elon Musk compró un poco más del 9% de Twitter, lo que lo convirtió en el mayor accionista público externo de la empresa. Pareció brevemente que se convertiría en miembro de la junta, lo que fue anunciado por el director ejecutivo de Twitter, Parag Agrawal. Sin embargo, esa posibilidad se disipó el 10 de abril.

Luego, el 14 de abril, Musk ofreció comprar el resto de Twitter y hacerlo en privado. Esto por la suma de 54,20 dólares por acción. Esto se traducía en cerca de 43 mil millones de dólares. Esta cifra está muy por encima del valor de mercado, que es casi 36 mil millones de dólares. Lo que hace preguntarse por qué el multimillonario quiere tanto adquirir la compañía.

¿Cuándo compraría  la empresa?

De acuerdo al The New York Times, los 11 miembros de la compañía estarían negociando con Musk hasta la mañana de este lunes. Por su parte,The Wall Street Journal, informó que está previsto que este jueves la empresa indique sus ganancias y de respuesta a la oferta de Musk.

Sin embargo, el conocido portal de exclusivas, TMZ, reportó que la oferta de Elon Musk de gran valor para comprar Twitter, según los informes, recibió luz verde y el trato estaría cerca de cerrarse.

De acuerdo a fuentes,  la oferta de 43.000 millones de dólares de Musk está a punto de ser aceptada por el directorio de Twitter el lunes. Así, podría esperarse un anuncio oficial más adelante en el día. Tal parece que la oferta no se movió de su precio de $ 54.20 por acción.

El medio también explicita que existe, "por supuesto, la posibilidad de que esto fracase". Pero por el momento, todas las señales apuntan a que Musk se convertirá en el nuevo propietario de la aplicación, marcando el comienzo de un nuevo régimen.

TMZ también informó que hubo rumores de que esto se concretaría durante el fin de semana. Twitter y Musk tuvieron una reunión el domingo, que aparentemente se prolongó hasta altas horas de la madrugada. Se dice que la compañía estaba bajo una gran presión de los accionistas para que vendiera.

Compartir