Noticias

Taylor Hawkins: Murió en Colombia el baterista de Foo Fighters

El cuerpo sin vida del baterista de Foo Fighters fue encontrado en un hotel ubicado al norte de Bogotá.

Taylor Hawkins
Getty Images

Este viernes falleció en Colombia el baterista de Foo Fighters, Taylor Hawkins.

Escúchanos ahora en vivo:

El cuerpo sin vida del famoso músico se halló en un hotel ubicado al norte de Bogotá.

El músico se encontraba en la capital de Colombia para presentarse en el Festival Estereo Picnic.

De acuerdo con medios locales, en el hotel donde se hospedaba la banda hay un grupo de policía judicial y forenses de medicina legal haciendo el respectivo levantamiento del cuerpo.

En las redes sociales oficiales del grupo, los integrantes de grupo publicaron un comunicado pidiendo respeto a la privacidad de la familia y asegurando estar devastados por la noticia.

«La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestra querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre», se puede leer en el mensaje.

«Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia. Pedimos que su privacidad sea tratada con el mayor respeto en este momento inimaginablemente difícil», continúa el texto.

Por ahora no se conoce con certeza la causa de la muerte de Taylor Hawkins, pero en 2001 el baterista de la banda liderada por Dave Grohl había estado en coma por una sobredosis de heroína. Según el propio músico se encontraba limpio desde el incidente.

Antes de la presentación de la banda en el Festival Estereo Picnic, los organizadores anunciaron a los asistentes la cancelación de la presentación de la banda.

Taylor Hawkins estuvo en Chile hace una semana

Hace una semana, Foo Fighters cerró la primera noche del festival Lollapalooza en nuestro país.

Allí, Taylor Hawkins mostró por qué era uno de los mejores baterista de la historia. Y, en ese momento, dio pie a que tomara el micrófono, vocalizara como Freddie Mercury con el célebre y característico «Eeeeoooo». Esto dio paso a que cantara Somebody to love de Queen.

Para ello, cambió lugar con Dave Grohl, quien recordó sus días como baterista de Nirvana. Antes de terminar la canción, Dave presumió sus dotes con el instrumento, e hizo un solo de batería que pareció dejarlo sin aire al final del destacado performance.

Compartir