Entrevistas

«El cambio no tiene costo»: El ministro de Justicia entregó detalles sobre la ley que permite cambio de apellidos

Hernán Larraín comentó los pormenores de la nueva ley que permite que los padres elijan el orden de los apellidos de sus hijos.

Hernán Larraín
Agencia Uno

A partir de esta semana comenzó a regir la nueva ley que permite el cambio de orden de los apellidos de los ciudadanos chilenos. Así, los padres podrán elegir si ponen a sus hijos en primer lugar el apellido del padre o de la madre.

En Mañana será otro día conversamos con Hernán Larraín, ministro de Justicia, sobre la nueva ley que permite cambiar el orden de los apellidos.

Para partir la conversación, Larraín comentó que «hay un cambio fuerte de paradigma. Se suponía que los hijos llevaban el apellido de los papás, eso fue siempre».

En esta misma línea, el ministro destacó que «se cambió para que los padres al momento de inscribir a sus hijos elijan los apellidos. Si estos no están de acuerdo el trabajador del Registro Civil sorteará el orden con una moneda».

Asimismo, la cartera de Justicia señaló que «cuando se fija el orden de un hijo en común los demás hijos seguirán el mismo orden. La elección se hace la primera vez y después se convierte en una norma».

«Durante el primer año de vigencia quienes no alcanzaron a cambiar el orden de los apellidos podrán hacerlo en el Registro Civil», añadió Larraín.

¿Quiénes pueden cambiar su apellido en el Registro Civil?

Por otro lado, Hernán Larraín se refirió a las personas mayores de edad que podrán hacer el cambio de apellidos. Además, señaló quienes no podrán acceder a este nuevo beneficio.

Sobre esto, Larraín dijo que «el cambio de registro no tiene costo. Desde que el adulto registra el cambio pasarán 45 días desde que esto se haga oficial. El Registro Civil tiene la obligación de informar a todo el mundo del cambio».

«El cambio de nombre no significa que una persona deja de ser quien es. Estamos cambiando el orden, los derechos de propiedad u obligaciones no cambian», agregó el ministro de Justicia.

«Las personas condenadas o en procesos judiciales no pueden solicitar el cambio de los apellidos. Después de haber cumplido su condena si podrán hacerlo. Quienes nunca podrán hacer el cambio son las personas que hayan cumplido penas por abusos sexuales», finalizó.

Compartir