Entrevistas

Felipe Berríos, pdte Techo: "a partir del 18-O la ausencia del Estado es total en los campamentos"

El sacerdote jesuita plantea que parte del aumento de los campamentos se debe a las medidas tomadas por los diversos gobiernos.

Felipe Berríos

Un estudio de Techo mostró que en el 2020 los campamentos aumentaron a una cifra histórica.

En Mañana será otro día conversamos con el sacerdote jesuita y fundador de Techo Chile, Felipe Berríos, sobre el aumento de las familias en campamentos.

Para iniciar el dialogo, Berríos plantea que "los campamentos estuvieron a punto de terminar, después vino el terremoto y se fueron descuidando."

Sobre esto, indica que el rol ausente del Estado ha contribuido mucho al aumento, "a partir del 18 de octubre la ausencia del estado es total en los campamentos", dice el sacerdote.

A su vez, también informa que ha habido un cambio cultural dentro de estos terrenos. "Antes los campamentos eran más organizados, hoy hay una mezcla entre gente realmente necesitada y otros que se aprovechan", confesó Felipe Berríos.

Además, el fundador de Techo habló sobre los campamentos no territoriales, diciendo que "a veces se vive de peor manera en otros lugares que no son campamentos físicos, pero viven hacinados".

Por otro lado Berríos, dice que los campamentos se han vuelto una parte tan natural de Chile, que se ha dejado de hablar de ellos.

"Al final hay tantos temas que los campamentos dejan de ser noticia, pero sigue ahí presente", agregó el sacerdote.

Ayuda tardía

Felipe Berríos también tuvo tiempo para criticar algunas de las medidas que los diferentes gobiernos han tomado.

El sacerdote hizo un ejemplo sobre la dificultad de vivir en campamentos, "un litro de agua es más caro que un litro de Coca Cola".

"Las ayudas del Gobierno no llegan a sectores como la Chimba, o llegan de manera tardía. Es otro Chile", añadió el fundador de Techo Chile.

Conflicto Araucanía

El pasado sábado 27 de marzo un equipo de Televisión Nacional fue atacado en la Araucanía.

Al ser consultado por el hecho, el sacerdote Felipe Berríos fue tajante al comentar que "el conflicto de la Araucanía es una problemática que originó el estado de Chile".

Finalmente, mencionó que para salir de esta problemática es importante un mea culpa del Estado chileno, "el Estado debe reconocer primero las tierras robadas en Araucanía y después sentarnos a conversar".

Compartir