Here Comes the Sun: George Harrison sigue presente

George Harrison continua presente con su potente legado musical, además de comunicarse con su amigo Paul por medio de un árbol.

Un día como hoy de 1943, el mundo vio nacer a George Harrison, guitarrista, compositor y voz de The Beatles. Entre las grandes canciones que compuso para el cuarteto están “Something”, “Here Comes the Sun” y “Taxman”.

En 1970 lanzó “All Things Must Pass”, el primer álbum de un Beatle en solitario que alcanzó el número uno, con temas como “My Sweet Lord”, que fue el sencillo más vendido de Reino Unido en 1971.

Harrison fue uno de los organizadores del concierto para Bangladesh en 1971, evento pionero de los festivales benéficos. Integró los Traveling Wilburys junto a Roy Orbison, Bob Dylan, Tom Petty y Jeff Lynne de la ELO.

En 1994, estaba trabajando en el estudio de Paul McCartney junto a Ringo Starr en la canción “Free As a Bird”, construida sobre una vieja grabación de John Lennon. Una vez terminada fue lanzada como single del compilado The Beatles Anthology, a 25 años de la separación de la banda.

Harrison murió de cáncer el 29 de noviembre de 2001. En su honor se realizó el evento Concert for George en 2002, mismo año en que su hijo Dhani y Jeff Lynne de Electric Light Orchestra finalizaron el álbum póstumo del músico, Brainwashed.

Los dejamos con “While My Guitar Gently Weeps”, que cuenta con la colaboración no acreditada de Eric Clapton en la guitarra principal.

Conexión con Paul McCartney

Paul McCartney ha señalado el fuerte dolor que sintió tras la pérdida de George Harrison. Sin embargo, aseguró que aun se comunica con su ex compañero, de una peculiar manera.

En conversación con NPR, McCartney aprovechó de discutir en torno a su estrecha conexión con George Harrison y cómo lo recuerda, a casi 20 años de su pérdida. Así, reveló que aun se comunica con él, gracias a un árbol que Harrison le regaló.

"George estaba muy interesado en la horticultura, era un jardinero muy bueno. Me dio el árbol como regalo", señala McCartney sobre el presente que Harrison le dio poco antes de fallecer. "Cuando salía de mi casa [en la mañana del 18 de diciembre], salí del auto, cerré la puerta, miré hacia el árbol y dije: 'Hola, George'", aseguró el británico.

Ahora Escuchas