Noticias

"Mis formas de contraatacar”: Britney Spears revela por qué se rapó la cabeza en 2007

En un adelanto de las memorias de la cantante estadounidense ella misma cuenta las razones que tuvo para este radical cambio.

Britney Spears Explica Por Que Se Rapo La Cabeza
The US Sun

En 2007 Britney Spears atravesó uno de los peores momentos de su vida. La Princesa del Pop vivía un constante hostigamiento por parte de los medio de comunicación y su carrera estaba en un complejo momento. Uno de los hitos más recordables de aquella época fue cuando Spears se rapó por completo la cabeza.

La estrella del pop, que estaba atravesando un doloroso divorcio en ese momento, ya era un blanco constante de los paparazzi y un elemento habitual de los chismes, y el incidente del rapado parecía respaldar la narrativa de su comportamiento errático.

¿Por qué Britney Spears se rapó la cabeza?

16 años después del incidente, Britney Spears se sinceró respecto a este episodio en su vida. Me habían observado mucho mientras crecía. Me miraron de arriba a abajo, la gente me decía lo que pensaban de mi cuerpo, desde que era adolescente”, escribió en sus tan esperadas memorias, The Woman in Me, que se publicarán el 24 de octubre y que la revista People publicó en exclusiva.

Afeitarme la cabeza y comportarme mal eran mis formas de contraatacar”, añadió Spears en el libro.

Después de que Spears, de 41 años, fuera puesta bajo tutela por orden judicial en 2008, otorgando a su padre y a un abogado control sobre sus asuntos financieros y personales, la cantante dice que se le prohibió mantener el look rapado.

Bajo la tutela me hicieron comprender que esos días ya habían terminado”, detalló la cantante. “Tuve que dejarme crecer el pelo y volver a estar en forma. Tenía que acostarme temprano y tomar cualquier medicamento que me dijeran”.

Durante la tutela de 14 años Spears grabó y lanzó cuatro álbumes exitosos, además de realizar su residencia Piece of Me en Las Vegas. Sin embargo, ahora reconoce que se sentía muy infeliz.

Hacía pequeñas cosas creativas aquí y allá, pero mi corazón ya no estaba en eso. En cuanto a mi pasión por cantar y bailar, en ese momento era casi una broma”, escribe. “Pasaron trece años sintiéndome como una sombra de mí misma”.

Luego agregó: "Ahora pienso en mi padre y sus asociados teniendo control sobre mi cuerpo y mi dinero durante tanto tiempo y eso me hace sentir mal... Piensen en cuántos artistas masculinos apostaron todo su dinero; cuántos sufrieron abuso de sustancias o problemas de salud mental. Nadie intentó quitarles el control sobre sus cuerpos y su dinero. No merecía lo que mi familia me hizo".

Compartir