Efemerides

George Harrison: Hace 52 años encabezaba las listas en Estados Unidos con "My Sweet Lord"

La canción "My Sweet Lord" fue el primer sencillo en solitario de George Harrison tras la separación de The Beatles.

George Harrison
Instagram @georgeharrisonofficial

Un día como hoy, en 1970, George Harrison permanecía por cuarta semana en lo más alto de las listas de singles en Estados Unidos con My Sweet Lord, el primer número 1 de un Beatle en solitario.

Cinco años después, un juez del estado de Nueva York declararía culpable a Harrison de infracción de derechos de autor por plagiar el éxito de The Chiffon en 1963, He's So Fine.

La decisión resultaría en una batalla legal que continuaría hasta 1998, con Harrison pagando 587 mil dólares.

 

Harrison escribió My Sweet Lord como una alabanza al dios hindú Krishna. Mientras que al mismo tiempo intentó que la letra sirviera como una llamada a abandonar el sectarismo religioso. Con una mezcla deliberada del "Aleluya" judío, cánticos de Hare Krishna y oraciones védicas.

La grabación contó con la producción de Phil Spector, e incluyó por primera vez la distintiva técnica de la guitarra slide en un álbum de Harrison, que un biógrafo describió como "musicalmente tan distintivo como la marca del zorro".

Entre los músicos participantes en la grabación se incluyeron Preston, Ringo Starr, Eric Clapton y el grupo Badfinger.

La polémica de My Sweet Lord

A mediados de la década de 1970, My Sweet Lord fue el centro de una demanda de infracción de derechos de autor muy publicitada. Esto debido a su similitud con el tema de Ronnie Mack He's So Fine, un éxito para el grupo de Nueva York The Chiffons.

En 1976, y a pesar de defenderse diciendo que usó el himno cristiano Oh Happy Day como inspiración, la sentencia confirmó que Harrison había plagiado inconscientemente la canción.

George Harrison interpretó My Sweet Lord en The Concert for Bangladesh en agosto de 1971. Y sigue siendo la composición más conocida de su carrera musical en solitario.

El músico regrabó la canción en 2000 para incluirla como tema extra de la reedición de All Things Must Pass.

La regrabación, publicada también como sencillo, volvió a alcanzar el primer puesto en el Reino Unido.

My Sweet Lord figura en el puesto 460 de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, elaborada por la revista Rolling Stone.

Compartir