Entrevistas

Andrea Aristegui y Gonzalo Montaner presentan su nuevo libro “Miradas perdidas. Historias de reporteros chilenos en la guerra de Ucrania”

El libro cuenta con los testimonios de varios periodistas, camarógrafos y conflictos que viajaron a la zona de conflicto.

Miradas Perdidas
Cedida

La guerra entre Rusia y Ucrania es el conflicto internacional que más cobertura ha recibido desde los medios chilenos. Varios periodistas, camarógrafos y productores viajaron hasta la zona de conflicto para reportear en tiempo real el trascurso del conflicto.

Los periodistas Andrea Arístegui y Gonzalo Montaner recopilaron los testimonios de varios colegas que reportearon la guerra en terreno. El resultado fue su nuevo libro “Miradas perdidas. Historias de reporteros chilenos en la guerra de Ucrania”.

En Mañana será otro día, conversamos con los periodistas para conocer más acerca de su libro.

Historias personales y humanas

La idea de escribir un libro así nació mucho antes de que partiera la guerra en Ucrania. "Gonzalo tenía en mente desde hace mucho tiempo escribir un libro sobre las experiencias de reporteros que les ha tocado hacer coberturas en zonas complejas. Los periodistas no son noticia y no tienen que serlo, pero sus historias son interesantes de todas maneras".

El libro muestra otra arista de lo que son las coberturas internacionales, a través de las historias personales de cada profesional de la prensa que va a la zona de conflicto. "A través de estos relatos el libro visibiliza también lo que es la deshumanización de la guerra, lo que son los refugiados, lo que son las víctimas. Porque este es un libro que nace de la tragedia, de la deshumanización".

El libro además explora la relación del conflicto bélico ucraniano con nuestra realidad, y cómo te insertas como profesional en un mundo completamente distinto de lo que estamos acostumbrados a ver.

La importancia de las coberturas noticiosas

Chile es un país periférico, por lo que tenemos que ir a esos conflictos para traer nuestra propia visión, crearnos nuestra propia opinión y evitar lo que está pasando ahora en estos conflictos globalizantes y globalizados.

"Hay tanta información y desinformación, que tenemos que hacer un esfuerzo por depurar y entregar la información para que quiénes la consuman puedan tomar decisiones de la forma más independiente posible".

El rol de las mujeres en la cobertura de conflictos bélicos

Andrea cuenta que a la hora de hacer la selección dijo que quería que estén las mujeres presentes. "No porque tengamos que forzarlo sino porque hace rato que estamos".

Cubrir conflictos bélicos ha sido generalmente considerado como un campo para hombres, por lo que a las mujeres les ha costado más insertarse en él. Hoy las mujeres periodistas se han abierto paso, pero para quienes están en el área audiovisual, es todavía más complejo. "Las mujeres son camarógrafos, son fotógrafas, son productoras, hay en todas las áreas. Aquí en Chile ha sido un poquito más lento el cambio en ese sentido, pero era para mí fundamental relevar el rol de las mujeres en este tipo de cobertura", dice Andrea.

"Aquí estamos pagando una deuda también, que es visibilizar a los cámaras, a los productores, a los conductores, a los radiocontroladores, a todo el personal que trabaja en prensa. Muchas veces, el reconocimiento quizás se los llevan quienes están en delante de las cámaras. Acá no".

Compartir