Noticias

Alex Anwandter en el Caupolicán: Una noche llena de baile y nostalgia

El show fue una íntima presentación que celebró los más de 10 años de repertorio musical del cantante chileno.

Alex
AGENCIA UNO

Ayer miércoles 30 de noviembre, el cantante chileno Alex Anwandter se presentó en un Teatro Caupolicán lleno, después de dos años alejado de los escenarios. 

Recientemente, el cantante y compositor visitó Radio Concierto. Allí el intérprete dijo que le gustaba dar shows en el Caupolicán porque es "cercano". "Uno puede ver a todo el mundo, y todo el mundo te ve. Tiene muy buena onda, muy buena energía. Y mi idea es reencontrarnos y pasarlo bien. Pasarlo bien y bailar un montón", expresó.

Y efectivamente, así fue, el repleto teatro bailo, lloró y vibró con sus hits más grandes en una íntima presentación que celebró los más de 10 años de repertorio musical del cantante. 

Junto a otros seis brillantes músicos, el concierto de Anwandter -que empezó alrededor de las 21.20 y duró aproximadamente 1 hora y 45 minutos- comenzó con  "Amar en el campo", parte de su trabajo en Teleradio Donoso, para después continuar con los éxitos de su álbum de 2016 "Amiga", "Siempre es viernes en mi corazón" y la canción homónima, "Amiga".

El show, que contó con espectaculares y cálidos juegos de luces que simulaban una discoteca, continuó con su más reciente single "Maricoteca", el cual hizo bailar al energético público del Caupolicán.

Andwandter, quien musicalizó la juventud de miles, con una potente voz y llamativas melodías, demostró un desplante hipnotizante y una energía dramática que movió -y conmovió- a su fanaticada. La cual cantó a todo pulmón los éxitos más antiguos del cantante, entre ellos, "Rebeldes", "Tatuaje" y "Casa Latina". 

La conexión entre Alex y su público

Ya pasada la mitad de la velada, Alex, con un teatral cambio de plataformas que trajo su piano al escenario, cantó sus baladas mas íntimas y emotivas, "Manifiesto" y una canción inédita -la cual aun no está terminada- titulada “Ahora somos dos”. Según dijo el cantante, el tema está dedicado a “su media naranja”

Otro emotivo momento ocurrió después de que Anwandter tocara la balada de protesta política “Cordillera”. Terminada la interpretación de la canción, el público comenzó a corear con fuerza la consigna  “justicia, verdad, no a la impunidad”, lo que conmovió al artista.

Para cerrar, el Teatro Caupolicán se desató por completo con “Locura” y “Cómo puedes vivir contigo mismo”, dejando eufórico al fiel público.

El concierto de ayer, en resumen, volvió a demostrar que el éxito y consolidación musical de Anwandter lo erigen como uno de los artistas más importantes de la escena musical chilena actual.

Las entradas para el resto de los conciertos de Anwandter en el país están disponibles a través de este link.

Compartir