Noticias

Manifestantes arrojaron sopa de tomate sobre famoso cuadro de Van Gogh

"¿Te preocupa más la protección de un cuadro o la protección de nuestro planeta y nuestra gente?" fue una de las consignas del grupo.

Sopa Van Gogh Manifestantes
Captura

Dos activistas climáticos arrojaron latas de sopa de tomate sobre un cuadro de girasoles de Van Gogh en la National Gallery de Londres.

Las imágenes compartidas en redes sociales muestran a dos personas con camisetas de Just Stop Oil abriendo latas y arrojando el contenido sobre la obra maestra antes de pegar sus manos a la pared.

Afortunadamente, la galería dijo que el cuadro estaba cubierto por un cristal y que, por tanto, no había sufrido daños.

Un comunicado de la policía de Trafalgar Square publicado tras el incidente decía: "Esta mañana, poco después de las 11, dos personas entraron en la sala 43 de la National Gallery. La pareja pareció pegarse a la pared adyacente a Los girasoles (1888) de Van Gogh. También arrojaron una sustancia roja -lo que parece ser sopa de tomate- sobre el cuadro. La sala fue desalojada y se llamó a la policía. Los agentes están ahora en el lugar de los hechos. Hay algunos daños menores en el marco, pero el cuadro está ileso. Dos personas han sido detenidas".

Los agentes acudieron rápidamente al lugar de los hechos en la National Gallery esta mañana después de que dos manifestantes de Just Stop Oil arrojaran una sustancia sobre un cuadro y luego se pegaran a una pared.

"Ambos fueron arrestados por daños criminales y allanamiento agravado. Los agentes los están retirando de la circulación".

¿Por qué destruir un cuadro?

Los vídeos del incidente del viernes mostraban a un manifestante gritando: "¿Qué vale más? ¿El arte o la vida? ¿Vale más que la comida? ¿Vale más que la justicia? ¿Te preocupa más la protección de un cuadro o la protección de nuestro planeta y nuestra gente?".

También se refirió a la crisis del coste de la vida y a los "millones de familias con frío y hambre" que "no pueden permitirse ni siquiera calentar una lata de sopa".

El cuadro es uno de los siete Girasoles que Van Gogh creó en 1888 y 89, cinco de los cuales están expuestos en galerías y museos de todo el mundo. El artista los creó para decorar su casa de Arles (Francia) antes de la visita de su amigo, el artista Paul Gauguin.

La galería describe las pinturas de girasoles como "una de las obras más emblemáticas y queridas de Van Gogh".

No es la primera vez que manifestantes de este grupo atacan cuadros para dar su mensaje. Tres meses antes, miembros del mismo grupo pegaron papel sobre El carro de heno, de John Constable, en la misma galería.

Compartir