Efemerides

Eurythmics: Hace 37 años conquistó el Reino Unido con "There Must Be An Angel"

El sencillo fue escrito y grabado por los miembros de la banda, Annie Lennox y David A. Stewart, para su quinto álbum de estudio, "Be Yourself Tonight".

Eurythmics
Getty Images

Un día como hoy, en 1985, el dúo Eurythmics llegó por primera y única vez al primer lugar de los rankings del Reino Unido con There Must Be An Angel (Playing With My Heart).

El single, perteneciente a su quinto disco de estudio Be Yourself Tonight, cuenta además con un solo de armónica de Stevie Wonder, y ha sido interpretada por artistas tan variados como Luciano Pavarotti y Kylie Minogue.

El sencillo fue escrito y grabado por los miembros de la banda: Annie Lennox y David A. Stewart, para su quinto álbum de estudio Be Yourself Tonight (1985).

La canción, influenciada por el góspel, se publicó como el segundo sencillo del álbum durante el tercer cuarto de 1985. Tuvo éxito en Irlanda, Noruega y el Reino Unido. Allí se convirtió en el único sencillo del dúo que alcanzara el primer puesto en las listas hasta la fecha.

Desde entonces, varios artistas musicales versionaron el tema. Entre ellos, Brittany Murphy, Fantastic Plastic Machine, Leningrad Cowboys, Luciano Pavarotti, Kylie Minogue, Jessica Pilnäs. Y, más notablemente, el grupo de pop alemán No Angels. Ellos alcanzaron su segundo éxito número uno en Austria y Alemania con su interpretación para la reedición de su álbum Elle'ments en agosto de 2001.

Tercera canción número uno de todos los tiempos

Tras su publicación, There Must Be an Angel (Playing with My Heart) se convirtió en el primer (y hasta la fecha único) sencillo número uno de Eurythmics en el Reino Unido, también liderando las listas en Irlanda, Noruega y Brasil.

Mientras la canción alcanzaba el vigésimo segundo puesto en la Hot 100 de Billboard en los Estados Unidos, se convertía en otro éxito Top 10 para la banda en Suecia, Bélgica, los Países Bajos, Alemania, Francia, Austria y Australia.

En 2013 la canción fue votada por NME como la tercera canción número uno de todos los tiempos.

Compartir