Noticias

Cibercondría: Qué es y cuáles son sus efectos

Buscar obsesivamente nuestras molestias de salud en Internet puede causar cibercondría, comportamiento que ha estado expandiéndose con el auge de las redes sociales.

Cibercondría
Getty Images

La búsqueda de información en Internet sobre nuestros malestares o dolores se ha convertido en algo cotidiano. Pero, ¿qué sucede cuando este comportamiento se vuelve desmesurado y obsesivo? Se convierte en cibercondría.

Aunque no es precisamente un término nuevo, la cibercondría deriva directamente de la hipocondría, e implica la generación de ansiedad luego de buscar información médica por Internet.

El caso, aunque pareciera mejorar la situación, solo la empeora, causando distintas consecuencias graves en el paciente.

La cibercondría y sus efectos

La cibercondría trata de encontrar una sensación de seguridad en los pacientes con algún problema de salud ligero, pero termina empeorando la sensación.

Según el artículo Cibercondría: Un nuevo ente clínico en el contexto de la pandemia por COVID-19 (2020), existen otras consecuencias graves como desarrollar la desconfianza hacia la medicina convencional y la mayor probabilidad de automedicación.

Internet Salud
Getty Images

En gran parte de los casos, puede ocurrir que un síntoma común y general se relacione con patologías graves, lo que provoca ansiedad y un temor sin control

Solo en España, un 60.5 % de ciudadanos busca información sobre salud a través de internet. Y en todo el mundo, "se calcula que entre un 3% y un 5% de la población internauta está afectada por este nuevo fenómeno", recoge Canal Salud IMQ.

¿Cómo evitarla?

Los usuarios deben recordar que no existe mayor diagnóstico que el de un médico profesional, y que las búsquedas en internet solo son referenciales.

Cibercondría 2
Getty Images

Y si el caso de cibercondría está avanzando en un paciente, investigaciones del Imperial College London y el King’s College London muestran que la terapia cognitiva conductual dirigida puede reducir la ansiedad por la salud.

Compartir