Efemerides

Supertramp: Hace 43 años conquistó Estados Unidos con "Breakfast In America"

El álbum incluye algunos de los mayores éxitos de la banda inglesa: "The Logical Song", "Goodbye Stranger", "Take the Long Way Home" y la canción que da nombre a este aclamado trabajo.

Supertramp
Getty Images

Un día como hoy, en 1979, Supertramp llegó al número uno en Estados Unidos con su disco Breakfast In America, que estuvo liderando el ranking por seis semanas.

El álbum incluye algunos de los mayores éxitos de la banda inglesa: The Logical Song, Goodbye Stranger, Take the Long Way Home y la canción que da nombre a este aclamado trabajo.

El sexto álbum de estudio de Supertramp fue el primero en el que aparecieron tensiones entre los que, entonces, eran los dos principales líderes, y cofundadores, de la banda: Roger Hodgson y Rick Davies.

A Davis no le gustaba la canción que daba título al álbum y no la quería incluir en el disco.

Sin embargo, finalmente Breakfast in America no solo se convirtió en el disco más escuchado de Supertramp sino que sigue siendo considerado como una de las diez principales grabaciones de la historia de la música, según recoge Los40.

Independientemente de sus problemas, Davies y Hodgson lograron sacar lo mejor de ambos en Breakfast in America.

"Tenemos una relación extraña", reflexionó Hodgson.

"Siempre ha sido extraño. Los dos somos bichos raros, y nunca hemos podido comunicarnos demasiado a nivel verbal. De todas formas, tenemos un vínculo muy profundo", decía.

Supertramp 2

Sobre el álbum

Breakfast in America ha vendido, hasta la fecha, cuatro millones de copias en Estados Unidos y 18 millones en todo el mundo.

El álbum alcanzó el primer puesto en las listas Billboard, así como en Europa, Canadá y Australia.

Como explicó Hodgson en una entrevista, "las canciones de este álbum fueron elegidas porque queríamos obtener una sensación de diversión y calidez. Creo que sentimos que habíamos hecho tres álbumes bastante serios, y ya era hora de que mostráramos una parte más ligera de nosotros mismos".

La portada del disco fue un auténtico éxito del que aún se habla. Fue diseñada por Mikel Doud, e incluyó a Kate Murtagh en el papel de Estatua de la Libertad portando un zumo de naranja sustituyendo la típica antorcha.

Compartir