Noticias

¿Por qué el Príncipe Carlos dio el discurso de la Reina en el Parlamento?

Esta es la primera vez que la Reina Isabel no da el discurso del Parlamento desde que el monarca se retiró.

Principe Charles
Getty Images

El Príncipe Carlos está haciendo historia. Por orden especial de su madre, la Reina Isabel, el Príncipe de Gales intervino para asumir la importante tarea de pronunciar el discurso de la reina en la apertura estatal del parlamento el martes. La Reina, de 96 años, no pudo asistir debido a los continuos problemas de movilidad.

Con la presencia de su hijo, el Príncipe William, por primera vez, Charles llevó a cabo el deber que su madre ha cumplido siempre, excepto dos veces, en su reinado de 70 años.

Charles ha acompañado a su madre la apertura estatal del parlamento. Pero el martes marcó la primera vez que él, junto con su hijo William, representó a la monarca en su ausencia.

¿A qué se debe la ausencia de la Reina?

El lunes, el Palacio de Buckingham anunció que la monarca había emitido lo que se conoce como "Cartas Patentes". Esto para delegar la tarea a su hijo y nieto, sus dos herederos inmediatos.

Sus continuos "problemas de movilidad" dificultaron que la Reina se comprometiera con la salida. Los dos príncipes son Consejeros de Estado y son dos de las únicas cuatro personas a las que podría pedirles que cumplieran con el deber constitucional.

"La reina continúa experimentando problemas de movilidad episódicos. En consulta con sus médicos, ha decidido sin ganas, que no asistirá mañana a la apertura estatal del parlamento", dijo el Palacio de Buckingham en un comunicado el lunes.

"A pedido de Su Majestad, y con el acuerdo de las autoridades pertinentes, el Príncipe de Gales leerá el discurso de la Reina en nombre de Su Majestad, con la asistencia del Duque de Cambridge", concluyó el comunicado.

Si bien la reina Isabel no estuvo presente, la Corona del Estado Imperial sí. La histórica corona, que simboliza la soberanía del monarca y solo se ve en coronaciones y aperturas estatales del Parlamento, se colocó sobre un cojín de terciopelo rojo a la derecha de Carlos.

Cabe destacar que la Reina ha dejado de usar la pesada corona en los últimos años (pesa más de dos kilos). En su lugar la tiene sentada a su lado durante la ceremonia.

La Reina sigue a cargo

El historiados y biógrafo real Robert Lacey aseguró que la Reina sigue al mando. "La sensación que tengo de todos con los que hablo es que la reina mantiene el control total de sus facultades y de todo en el palacio", aseguró. “El problema es la movilidad física, y eso no es un tema constitucional o de regencia. Ella está a cargo”.

La paradoja a la que se enfrenta es que, si bien puede caminar, es muy probable que le preocupe tropezar". Y el simbolismo de hacerlo es tan enorme que no quiere ponerse en esa situación", agrega Lacey.

Compartir