Noticias

Desconectarse una semana de las redes sociales mejora el bienestar, la depresión y la ansiedad, según estudio

Si se utilizan de manera descontrolada, las redes sociales pueden llegar a causar algunos peligros, convirtiéndose en una actividad negativa.

Apps Redes Sociales
Getty Images

Un equipo de investigadores de la Universidad de Bath, Reino Unido, realizó un estudio sobre el uso de redes sociales.

La conclusión suena lógica: disminuir las horas de navegación en estas aplicaciones mejora la salud mental y permite ganar tiempo, en un promedio de hasta 9 horas semanales.

De la investigación participaron 154 personas de entre 18 y 72 años; todas usuarias de redes sociales como Instagram, TikTok, Twitter o Facebook.

Se dividieron en dos grupos: el de intervención, que tuvo restringido el acceso a las redes, y el de control, que mantuvo su rutina diaria.

Los especialistas tuvieron acceso a las estadísticas de uso de la pantalla de los participantes; a través de las aplicaciones ActionDash (para usuarios de Android) y ScreenTime (para los de iOS), para asegurarse de que respetaron las indicaciones.

Así, el tiempo medio en redes se redujo de un promedio de 7 horas semanales al de sólo 21 minutos (unos 3 minutos diarios). Al comienzo del estudio se tomaron datos basales de cada persona sobre ansiedad, depresión y bienestar.

Redes Sociales Whatsapp Facbook Instagram

Los resultados del estudio

Al cabo de una semana, los usuarios que restringieron el uso de las redes sociales mostraron mejoras significativas en los tres ítems respecto al grupo de control; lo que sugiere que alejarse de las redes produce beneficios a corto plazo.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista estadounidense Cyberpsychology, Behavior and Social Networking.

Sobre la base de este estudio inicial, los investigadores realizarán otras investigaciones derivadas; esto para comprobar si los efectos positivos aumentan o se mantienen a largo plazo.

Además, se buscará establecer si esta restricción del uso de redes sociales afecta positivamente a grupos específicos, como menores de edad, personas con ansiedad, personas con depresión, entre otros.

Compartir