Noticias

La increíble historia de Rigobert Song: De la muerte a clasificar a un mundial

En 2016 se creyó que la leyenda del fútbol camerunés, Rigobert Song, había muerto. En 2022, clasificó a su selección al mundial.

Rigobert Song
Getty Images

Volvamos a octubre de 2016. En ese tiempo, variados medios lanzaban titulares con que el futbolista camerunés, Rigobert Song, había muerto. Pero, antes de partir, un resumen rápido de quién es este personaje:

El jugador tenía el puesto de defensa y durante toda una década fue ídolo en la selección del país. Ante nuestro país en Francia 98 fue expulsado, convirtiéndose así en el primer jugador en la historia en ser amonestado con la tarjeta roja en 2 mundiales diferentes. En clubes tuvo pasos por el Liverpool, West Ham, FC Colonia, RC Lens y Galatasaray, entre otros.

Además de ser un jugadorazo con todas sus letras -basta con revisar su currículo- Song también marcó época por su estilo: rastas y barba teñidas de rubio.

La muerte

Retomemos lo del año 2016. Robert Song estaba esperando a un amigo en su casa cuando de un momento a otro cae al piso. Le había dado una aneurisma.

Su perro, fiel compañero, empezó a ladrar. Gracias a esto, vecinos se acercaron al lugar y pudieron entrar. Como el futbolista estaba esperando a un conocido tenía la puerta abierta.

Rápidamente la noticia empezó a correr por Camerún. Es que el jugador era un ídolo y además, muy joven en ese momento. La inexactitud de los titulares fue a tónica: muchos lo dieron por muerto, otros lo desmintieron.

Finalmente, tras varios días, logró sobrevivir. «Con toda la gente que rezó por mí, si moría, Dios hubiese estado en problemas», dijo en su momento.

Escúchanos ahora en vivo:

El mundial

Es que la vida le tenía preparada más cosas. Seis años después el querido defensa participará en su quinto mundial, el primero como DT. Y la clasificación fue épica.

Corría el minuto 124 entre Argelia y Camerún. Los últimos necesitaban un triunfo para asistir al Mundial de Qatar 2022, y en la última jugada, lo lograron. Y de visita. Locura total.

Rigobert Song había asumido como entrenador de la selección nacional solo unos días antes.

Compartir