Noticias

Jonah Hill pasó todo un día insultando a Jennifer Lawrence en el set de Don't Look Up

Don't Look Up es el último hit de Netflix. La película, que tiene un elenco de estrellas envidiable, ha colapsado las redes de comentarios sobre ella.

Don’t Look Up
Netflix

El lanzamiento más reciente de Netflix, Don’t Look Up, cuenta con un impresionante elenco repleto de estrellas como Leonardo DiCaprio, Timothee Chalamet, Meryl Streep y Chris Evans, por nombrar algunos.

Incluso los famosos cantantes Ariana Grande y Kid Cudi se unieron al ya enorme elenco y colaboraron artísticamente en la canción "Just Look Up" para la banda sonora de la película.

Junto a este elenco repleto de estrellas están dos de los personajes más comentados, Kate Dibiasky interpretada por Jennifer Lawrence y Jason Orlean interpretado por Jonah Hill.

Jennifer Lawrence

La trama sigue al astrónomo Dr. Randall Mindy, interpretado por Leonardo DiCaprio, quien es venerado por los numerosos elogios en su carrera, junto a su estudiante Kate Dibiasky.

Al descubrir un cometa potencialmente mortal que se dirige directamente a la Tierra, la pareja busca advertir al mundo de su inminente perdición a través de una gran gira mediática, pero nunca se los toman en serio.

Jennifer Lawrence, de 31 años, ha comentado desde entonces sobre el elemento cómico de la improvisación que se puede ver a lo largo de la película, recordando el tiempo que pasó en el set trabajando con su coprotagonista Jonah Hill, de 38 años.

La actriz recordó haber pasado un día entero en el set de Don’t Look Up con Hill mientras él improvisaba varios insultos para lanzarle en su camino, pero curiosamente ella enmarcó la experiencia de una manera positiva, admitiendo que lo pasó muy bien al hacerlo.

Jonah Hill

En una entrevista para el canal de YouTube de Vanity Fair, Lawrence explicó el trailer de la película y reveló que "el personaje de Jonah es el hijo de la presidente, pero también el jefe de personal, que algunos podrían pensar que es nepotismo".

"Él es el peor. Fue muy, muy difícil filmar con Jonah, y simplemente no arruinar toma tras toma de la risa", agregó.

Continuando, la actriz detalló: “Una vez le dedicamos un día entero a simplemente improvisar insultos contra mí. Fue increíble".

"Él y Meryl son los únicos que realmente deberían hacer ese tipo de improvisación. Quiero decir, él es solo un maestro de la comedia. Todos hicimos algunas cosas. Pero no tan bien como Jonah", finalizó.

 

 

Compartir