Efemerides

Jeff Porcaro: Hace 29 años falleció el baterista de Toto

A los 38 años, el 5 de agosto de 1992, murió el baterista de Toto, Jeff Porcaro, de un ataque al corazón.

Jeff Porcaro Toto
Getty Images

Un día como hoy, hace 29 años, falleció el líder, baterista y compositor de Toto, Jeff Porcaro.

Considerado uno de los mejores bateristas de todos los tiempos, murió prematuramente a los 38 años, por problemas cardíacos.

Codiciado sesionista entre los setenta y comienzos de los noventa, Jeff Porcaro participó en más de mil discos, colaborando con numerosos artistas, desde Luis Miguel a David Gilmour, pasando por Madonna, Cher, Michael Jackson y Paul McCartney, entre otros.

Es uno de los músicos más respetados de su generación, y ha influenciado a varias generaciones de bateristas.

Fue el baterista más codiciado y respetado en la industria musical entre finales de la década de los setenta, y principios de los 90. Pero su prematura muerte finalizó una carrera que cada vez iba más en alza.

El sitio Allmusic dice que «no es una exageración decir que el sonido pop/rock de los 80’s se debe a él».

Cambió la percepción y la forma de entender al instrumento rítmico. Él decía que «para tocar batería hay que escuchar la canción antes de todo. Sumergirse en ella y apartar el ego, no tocar para uno mismo ni para el productor que te contrata, sino para la música».

Visión opuesta a la forma excéntrica y violenta que establecieron algunos bateristas de rock. El paradigma que creó, a la vez, lo llevó a ser consecuente y jamás tocó en vivo ni grabó en estudio un solo de batería.

Jeff Porcaro, «el maestro del Groove»

Es considerado el maestro del Groove. Y alguna de las canciones que llevan su sello distintivo son Lowdown de Boz Scaggs, I Keep Forgettin’ de Michael McDonald​ y All My Love de Led Zeppelin.

Su influencia junto a Toto no deja de ser considerable. Con la banda ganó seis premios Grammy y establecieron el récord -hasta hoy en día- de ser el grupo que más gramófonos se ha llevado en una ceremonia. Además creó el «Rosanna Shuffle«, que para algunos «es el más reconocible y esencial groove de batería que existe».

Compartir