Efemerides

Hace 37 años, Prince conquistó Estados Unidos con «Purple Rain»

El 4 de agosto de 1984, Prince llegó por primera vez al número uno en Estados Unidos con su disco "Purple Rain".

Prince
Getty Images

Un día como hoy, en 1984, Prince llegó al número uno de las listas de Estados Unidos con su álbum más popular: Purple Rain.

El trabajo, que cuenta con hits como When Doves Cry y Let’s Go Crazy, estuvo 24 semanas en el top de las ventas en Norteamérica. Fue el sexto disco de estudio del genio de Minneapolis, lanzado el 25 de junio de ese año.

Purple Rain ha despachado más de 22 millones de copias en todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos.

La revista TIME lo nombró el décimo quinto mejor álbum de la historia en 1993 y VH1 lo ubicó en la décimo octava  casilla en su lista de «los mejores álbumes de rock & roll de la historia».

La revista Rolling Stone lo nombró el segundo mejor álbum de la década de los ochenta y lo ubicó en la septuagésima sexta posición en su lista de los «mejores álbumes de todos los tiempos».

Sus primeros dos sencillos: When Doves Cry y Let’s Go Crazy encabezaron las listas de éxito en Estados Unidos y el mundo, mientras que Purple Rain alcanzó la segunda posición en el Billboard Hot 100.

El álbum fue certificado con la distinción de platino en trece ocasiones por la RIAA.

El éxito de Purple Rain

En 2007, editores de la revista Vanity Fair lo nombraron la mejor banda sonora de la historia, mientras que la revista Tempo lo nombró el mejor álbum de la década.

Entertainment Weekly enlistó a Purple Rain en 2008 en la cima de su lista de «los 100 mejores álbumes de los últimos 25 años». Y en 2013, lo ubicó en la segunda posición de su lista de «los 100 mejores álbumes de todos los tiempos».

En 2012, Slant Magazine lo consideró el segundo mejor álbum de la década de los ochenta, solo superado por Thriller de Michael Jackson.

El mismo año, la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos agregó el álbum de Prince a su Registro Nacional de la Grabación debido a su «alto valor cultural, histórico y estético».

Compartir