Arnaldo Canales: "tenemos una educación que está creando trabajadores, sin desarrollo humano"

El director ejecutivo de la Fundación Liderazgo comentó sobre la necesidad de integrar la educación emocional en el actual plan educativo.

Arnaldo Canales, Director Ejecutivo De La Fundación Liderazgo Arnaldo Canales, Director Ejecutivo De La Fundación Liderazgo

Un nuevo proyecto de ley pide la implementación de educación emocional en el plan educativo.

En Mañana será otro día conversamos con Arnaldo Canales, director ejecutivo de la Fundación Liderazgo, sobre esta iniciativa y de los beneficios de la educación emocional.

Para iniciar la conversación, Navarro dijo que este proyecto busca "incorporar la obligatoriedad del desarrollo integral del ser humano en la educación".

El experto plantea que el plan educacional actual está ignorando las necesidades de los niños, ya que "tenemos una educación que está creando trabajadores, sin desarrollo humano".

"El modelo educacional actual es conductista, crecimos compitiendo contra el resto. Esto se ve desde la elección del colegio de los niños hasta en las notas", añadió el director ejecutivo de la Fundación Liderazgo.

Calidad de presencia

Con los nuevos tiempos los niños se han visto cada vez más sumergidos en el entretenimiento a través de las pantallas. Para muchos padres es más fácil entregar una tablet que pasar tiempo con sus hijos. Según el experto, esto le hace mucho daños a los niños.

Además, Arnaldo Canales cuenta que "la calidad de presencia es muy importante. Si un niño está angustiado o le pasa algo, es importante acompañarlo".

Al mismo tiempo, el director ejecutivo de la Fundación Liderazgo plantea que para evitar daños con esta conductas, es necesario sacar a relucir todas las emociones de los niños.

"Los niños necesitan narrativas donde se vean y sientan acompañamiento de sus padres. Hay que buscar actividades para sacar afuera estas emociones y dar apoyo a los niños", comentó Canales.

Además, el experto comenta que aún existe dentro de los padres conductas que impiden que sus hijos muestren sus emociones.

"Hay muchos padres que caen en invalidar las emociones de los niños. Estos, dicen que os niños no pueden llorar o tener miedo, estas situaciones están normalizadas y hacen mucho daño al largo plazo", comentó Arnaldo Canales, director ejecutivo de la Fundación Liderazgo.

Ahora Escuchas