The Beatles en 'The Ed Sullivan Show': El inicio de la Beatlemanía en América

The Beatles llegaron a Estados Unidos teniendo como número uno de las listas ‘I Want To Hold Your Hand’.

Un 9 de febrero de 1964, The Beatles hicieron su debut televisivo en Estados Unidos en el programa “The Ed Sullivan Show”.

En el programa del periodista Ed Sullivan de la cadena televisiva CBS, The Beatles tocaron cinco canciones, incluyendo su número uno de entonces, “I Want To Hold Your Hand”.

El programa recibió 50 mil solicitudes para asistir, contando con poco más de 700 asientos en el estudio. La emisión batió los records de audiencia para un programa en vivo, con 73 millones de personas.

A las 8 de la noche del domingo 9 de febrero, The Beatles saldrían por televisión en vivo y en directo tocando por primera vez. Sin embargo, no fue el primer set que hicieron ante las cámaras ese día.

Durante la tarde, la banda dejó grabada una presentación con tres canciones (“Twist And Shout”, “Please Please Me” y “I Want To Hold Your Hand”) que recién sería emitida el domingo 23 de febrero, un día después de que ya estuviesen de vuelta en Inglaterra.

La magia de la televisión hizo que los Beatles tocaran en vivo durante tres domingos consecutivos ante audiencias de millones y así se inició la Beatlemanía en América.

La llegada de The Beatles a Estados Unidos

El viernes 7 de febrero de 1964, a tan sólo tres meses después del asesinato de John F. Kennedy, The Beatles aterrizaban en Estados Unidos. Lo hacían, precisamente, en el aeropuerto de Queens, que acababa de ser rebautizado con el nombre del Presidente muerto.

Mientras George Harrison hacía reposo en el hotel para recuperarse el sábado 8 de febrero, los Beatles tenían una serie de actividades programadas.

Una de ellas, una parada en el Savoy Hilton Hotel, donde el presidente de Rickenbacker, F.C. Hall, había organizado una muestra de nuevos instrumentos para que la banda los viera.

Ahí estaba la guitarra modelo 360, de 12 cuerdas, la cual John Lennon sugirió que podría ser del gusto de su compañero Harrison, y se la llevaron a George al hotel.

Al volver a Inglaterra, el más joven de los Beatles la comenzó a utilizar de inmediato, siendo parte fundamental del sonido del tercer disco de la banda, “A Hard Day’s Night”.

Ahora Escuchas