CachaguaGate: Mujer negó a su hijo que participó en fiesta clandestina

La investigación sobre la fiesta clandestina en Cachagua se hace compleja al tener más de 30 personas que entregan información falsa.

El llamado "CachaguaGate" está en plena investigación y parece que tiene para rato. Pues luego de que el Seremi de Salud de Valparaíso, Francisco Álvarez, denunciara a 20 jóvenes por obstruir en la investigación dando información falsa, ahora salen más detalles de cómo va este caso. 

Y es que según La Tercera, uno de los principales responsables de esta fiesta clandestina que desató un importante brote de contagio en Zapallar, es el piloto de Rally Samuel Israel, quien también es sindicado en una acción presentada por la Municipalidad de Zapallar.

En la investigación también aparece el restaurante "Santo Diablo", desde donde serían los videos viralizados en las últimas semanas y que estuvo con el aforo ampliamente superado.

Pero lo que más ha ocupado a la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural de la PDI, a cargo de las indagatorias, es la denuncia que realizó el seremi de Salud, Francisco Álvarez, quien acusa que gran parte de las personas entrevistadas han entregado información falsa y, a la vez, impedido realizar una buena trazabilidad de los contagios.

La Fiscalía maneja preliminarmente una lista de 30 personas que estarían faltando a la verdad en sus declaraciones: Algunas derechamente se niegan a responder y otras que, estando contagiadas, niegan haber participado de la fiesta, pese a que aparecen en los videos.

Otros jóvenes se niegan a ser testeados, presentan relatos contradictorios que impiden chequear las identidades de los asistentes y al trazar los contactos estrechos, una mujer negó conocer a su hijo. También hay otros inubicables en los domicilios registrados.

Querella del dueño de casa

Gabriel Biggs, dueño de una de las casas donde se realizó una fiesta clandestina en Cachagua, habló sobre lo ocurrido la noche de Año Nuevo, asegurando que tomará acciones legales contra quien arrendó el lugar, es decir, Samuel Israel.

"Voy a tomar acciones legales porque no quiero que esto se repita más. Esto tiene que servir de ejemplo a nivel nacional y ojalá mundial. Lo que pasó fue demasiado irresponsable, esto no se puede perdonar y la única forma que sirva de ejemplo es un castigo muy fuerte2, aseguró el propietario, en entrevista con 24 Horas.

"Me vulneraron a mí y claramente a toda la comunidad", lamentó Biggs, agregando que "En el contrato con AirBnB dicen que el señor Samuel va a tener siete personas, no más", aseguró el propietario.

Ahora Escuchas