El desafortunado regalo del príncipe William a Kate Middleton

El duque de Cambridge reveló el obsequio que le dio a su esposa en una de sus primeras citas.

principe william principe william

Hay personas que simplemente no tienen talento a la hora de hacer regalos, y por otra parte, hay quienes tienen expectativas bastante altas al momento de recibir obsequios. Por eso es normal que en un intercambio de presentes entre una pareja las cosas no resulten como se espera.

Eso es exactamente lo que le pasó al príncipe William hace unos años atrás, cuando todavía estaba de novio con Kate Middleton. El duque de Cambridge reveló que la elección que hizo en esa ocasión estuvo a punto de arruinar la incipiente relación y que hasta ahora su esposa se lo reprocha.

El hijo de Diana de Gales hizo esta confesión en el podcast del exfutbolista Perter Crouch, en el que participaba junto a otros jugadores hace unos meses en el palacio de Kensington, antes de que se decretara el confinamiento y los duques de Cambridge se trasladaran a Anmer Hall, donde permanecen todavía.

Primero el presentador contó que había regalado tres años seguidos lo mismo a su mujer, la modelo y presentadora Abbey Clancy, lo que hizo que William no tuviera otra opción que confesar que él tampoco había estado acertado con uno de los regalos entregados a Catherine, como siempre la llama en público, recoge Vanitatis.

Aunque ahora ambos se lo toman como una broma, imaginamos su cara cuando, en una de las primeras citas que tenía con el príncipe Guillermo, este le dio como regalo unos binoculares: "Fue al principio del noviazgo", contaba el duque de Cambridge. "No salió bien. Sinceramente, no tengo ni idea de por qué le compré un par de prismáticos. Me pareció una buena idea en ese momento. Ahora nunca me deja olvidarlo".

Pero también es cierto que parece que William aprendió la lección y empezó a ser mucho más romántico con los detalles que tenía con la que ahora es su esposa. Hace unos meses, los duques de Cambridge participaron en un especial navideño de cocina donde la propia Kate admitía que el príncipe trataba a menudo de impresionarla con el desayuno, preparándolo para ella con todo detalle y encargándose de que no le faltara nada.

Ahora Escuchas