Noticias

David Harbour habla sobre su trastorno bipolar: "Se convierte en una especie de locura"

David Harbour, Jim Hopper en Stranger Things, reveló que fue diagnosticado con este trastorno del ánimo a la edad de 25 años.

David Harbour

La serie de Netflix, Stranger Things, se convirtió en todo un fenómeno de audiencias, donde los niños del pequeño pueblo de Hawkins se robaron el corazón de los televidentes. Aunque los pequeños son los protagonistas indiscutidos, hay otro personaje que también es querido por la audiencia. Se trata del sheriff Jim Hopper, interpretado por el actor David Harbour.

A pesar de que lleva más de una década dedicado al cine y la televisión, fue el papel de Hopper el que lo lanzó al estrellato. En una reciente entrevista para el programa Blank Podcast, el actor de 44 años reveló que hace dos décadas fue diagnosticado con trastorno bipolar.

En una honesta conversación, Harbour aseguró que la actuación se ha convertido en una “especie de salvavidas” para él, con la que ha podido sobrellevar este complejo trastorno del ánimo.

El actor estadounidense confesó que gracias a su trabajo como actor, ha podido llevar de mejor manera la bipolaridad. “Nunca tengo un episodio cuando estoy trabajando”, aseguró.

“De alguna manera, generalmente he sido capaz de encontrar una conexión entre mis propias energías creativas, que me han llevado a canalizarlas en algún tipo de trabajo”, señala.

Harbour agrega que se convierten en un verdadero problema cuando esas energías no consigue canalizarlas de buena manera, algo que no ocurre cuando está en rodajes. “Cuando no puedo canalizarlas, se convierten en una especie de locura”, reveló.

“Existen estas cosas en la sociedad, como los medicamentos, y creo que todos son buenos. Pero también existen estos intangibles, cosas que realmente nos mantienen vivos. Para mí la terapia de conversación es realmente importante y también actuar”, agregó.

Lee también: Netflix renovó Stranger Things para una cuarta temporada

 

Ver esta publicación en Instagram

 

‘Feelings. Jesus. The truth is, for so long, I’d forgotten what those even were...and then, I left some eggos out in the woods...’

Una publicación compartida de David Harbour (@dkharbour) el

Compartir