Noticias

Bizarre Love Triangle: Un japonés, su esposa y una muñeca de silicona

Masayuki Ozaki compró la muñeca tras dejar de tener relaciones con su mujer, y se enamoró de ella.

En el mundo asiático las muñecas de silicona cada vez se vuelven más populares, y en Japón, una familia "integró" a una de ellas.

Masayuki Ozaki, un fisioterapeuta de 45 años, compró una después de que se apagara la chispa de su matrimonio. Actualmente vive con ella en Tokio, junto a su esposa y su hija adolescente.

"Después de que mi mujer diera a luz, dejamos de hacer el amor y sentí una profunda soledad", contó Ozaki a la agencia AFP.

"Leí un artículo en una revista sobre el tema de estas muñecas y fui a ver una exposición. Fue un flechazo", agregó el fisioterapeuta, quien dice haberse enamorado de la muñeca, a la que bautizó como Mayu.

"Cuando mi hija entendió que no era una muñeca Barbie gigante, tuvo miedo y pensó que era asqueroso, pero ahora ya es suficientemente mayor para compartir la ropa con Mayu", añadió.

Ozaki asegura que quiere tener a su muñeca "siempre a su lado", y de paso critica a las mujeres de su país por "tener el corazón duro".

"Son muy egoístas. Sean cuales sean mis problemas, Mayu, ella, siempre está aquí. La quiero con locura y quiero estar siempre con ella, que me entierren con ella. Quiero llevarla al paraíso", afirmó.

Compartir